Fundación Ananta

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home Entrevistas > 2012 Entrevista a Rafael Conca. Elche, 4 marzo 2012: "La sabiduría está en el alma"

Entrevista a Rafael Conca. Elche, 4 marzo 2012: "La sabiduría está en el alma"

Rafael Conca nos recibe amablemente en su piso de Elche. Una vez más, nos da pie a hablar de la dimensión espiritual del hombre. Rafael va camino de los 96 años. En otra entrevista con Fundación Ananta (abril de 2006) nos habló de su experiencia en la guerra civil, cuando estuvo unos segundos muerto y pudo observar “desde arriba” cómo sus compañeros comentaban su muerte. Pero volvió a la tierra.... Adjuntamos aquella entrevista en el pdf adjunto.

Entrevista 2006

En ésta realizada hace unos días con las imágenes de las bellas palmeras de Elche en la retina, nos habla de nuevo de asuntos sobre los que seguimos buscando y preguntándonos, como tantos seres humanos.

Agradecemos a Rafael Conca su hospitalidad, su hombría de bien, su ejemplo de trabajo y su integridad.

Pregunta: ¿Qué entiendes por espiritualidad?
Respuesta: Para mí espiritualidad es aquél estado de conciencia que en ocasiones nos domina, nos invade, infunde o circunda exento de connotaciones inferiores y materiales; también se puede decir que es aquello que expresa bondad y amor.

¿Cómo tratas de vivirla tú y de llevarla a tu vida cotidiana?
Asumiendo el propósito de ayudar a los demás sin pedir ni esperar nada a cambio.

¿Tiene cabida la espiritualidad en la empresa?
Para mí una empresa no es algo exclusivo del empresario, sino que es el medio de crear riqueza, distribuirla entre sus componentes y aportar su savia a la economía de la nación. Creo que la espiritualidad, por tanto, tiene cabida en la empresa.

¿Puede ayudar a los empresarios a hacerse más equilibrados y sensibles?
Si un empresario no tuviese esa carga o influencia de la espiritualidad –de la cual muchas veces no es consciente– se convertiría en un ente deshumanizado (si me admites la dureza de este vocablo); por lo tanto la espiritualidad no solo afirmará el equilibrio en el empresario sino que aumentará su sensibilidad de tal modo que dejará de ser un empresario a la usanza corriente para convertirse en empresario pionero de esa nueva civilización que se nos viene encima.

¿Qué opinas de la oración consciente? ¿Y de la contemplación, la meditación y el yoga? 
La oración consciente pienso que es una fórmula espiritual, por la cual el que ora o reza se eleva hasta llegar a un nivel en el que puede sentir en sí la influencia de la divinidad.  En cuanto a la contemplación, aunque no la he practicado, pienso que también es una fórmula que internamente conduce a establecer contacto con el alma. La meditación es también un proceso de acercamiento al alma que ayuda a construir el puente que nos ha de conducir hasta ella. Y finalmente el yoga pienso que es una práctica por la que alcanzamos la espiritualidad.

¿Cómo podemos salir la mayoría de las personas que nos encontramos en un estado de consciencia “semi dormida”?
Pienso que una persona en ese estado de consciencia puede encontrarse con dificultades para salir del mismo con sus propios medios. Considero que debe ser ayudada con estímulos adecuados capaces de conseguir que sienta la necesidad de pensar hasta llegar a esa fase que la induzca a decidir por sí.

Siempre se habla de un cambio colectivo, pero nunca llega y cada día hay más codicia, ofuscación, odio, rivalidades… ¿Qué puede hacer una espiritualidad verdadera para cambiar el mundo?
Considero que si todos los hombres y todas las mujeres del mundo gozasen de esa espiritualidad verdadera no sería necesario cambiar el mundo, éste iría cambiando en función de la misma. Pienso que una espiritualidad verdadera estudiará las causas que actualmente impiden ese cambio, y cuando las conozca quizás espere a que los hombres se pongan de acuerdo. Creo que no puede hacer otra cosa. A no ser que el poseedor de esa espiritualidad cuente con alguna fórmula de arreglo que concilie los distintos planteamientos para llegar a ese cambio. 

¿Cuál es tu sentimiento y pensamiento sobre Jesús?
Jesús pienso que fue una gran Entidad colaboradora de Cristo. Le cedió –según tengo entendido-- su propio cuerpo para que Éste lo ocupase y pudiese manifestarse plenamente durante el periodo de Su estancia en la tierra y llevar a cabo Su propósito.

¿Crees que todavía hoy en día hay grandes iniciados?
Sí. Estoy convencido de ello.

¿Dónde está la sabiduría?
En tu alma, en la mía, en la de cualquier ser humano. Pienso también que un hombre es como la semilla de un árbol. Igual que ésta fructifica al ser enterrada en la tierra hasta convertirse en un árbol igual al que la generó, así también el hombre está fructificando hasta convertirse en un sistema solar. En ambos casos el tiempo no cuenta.

¿Qué crees tú que es lo que más le falta al hombre de las junglas urbanas?
Paciencia, comprensión y el sentido común para no vivir en ellas, o transformar estas junglas hasta humanizarlas totalmente.

¿Qué papel juega para ti la alimentación?
Pienso que la alimentación para mí, o para cualquier ser humano, es necesaria. Cuando yo vivía solo y tenía que atender mis necesidades alimenticias me alimentaba solo de productos vegetales y me iba muy bien. Conocía las propiedades de estos alimentos y pensaba al mismo tiempo que la ingestión de carnes o pescados era rechazable, pues no solo ingería un alimento difícil sino que absorbía a la vez el aura del animal de cuyos restos me alimentaba.

¿Y el descanso y saber parar y desconectar?
Descansar correctamente refiriéndome al descanso que proporciona el sueño no es fácil para mí si no observo determinados aspectos, por ejemplo, la relajación, crear el ambiente adecuado para dormir, es decir, eliminar de sí las preocupaciones aún las placenteras y crear el silencio interior. Entonces llego a dormir plácidamente.

¿Qué te supuso la pérdida de un hijo?
Un gran vacío que me resultó difícil llenar.

¿Qué reacción te despierta la muerte?
Ahora, a los 95 años y pico, pensar en mi muerte, por ejemplo, me resulta un pensamiento placentero. Es como el que tiene las vacaciones muy cerca y espera impaciente disfrutarlas.

¿Crees que hay que aprender a vivir y aprender a morir?
Si un ser humano aprendiese a vivir lo más probable es que viviese correctamente. Y si a la par aprendiese a morir pienso que su transición del plano físico al del reino de las almas sería también correcta.

¿Cómo convertirse en uno mismo y cómo tratas de hacerlo?
Esta es una pregunta difícil de contestar. Y es más difícil aún ser uno mismo; como yo enfoco esta pregunta no puedo darme una pauta para convertirme en lo que realmente soy. No puedo decir -como podría decir una Entidad elevadísima - ¡Yo Soy el que Soy!, porque yo, una alma humildísima aún no lo sé. Pero intento ser fiel a mis principios y llevarlos a cabo, y quizás sea este el camino que pueda conducirme al conocimiento de mí mismo.

A tus 95 años tú has sido ya testigo de muchas crisis. La posguerra de la guerra del 14, la guerra del 36, la guerra del 39, la posguerra española. ¿Cómo encuadras la actual crisis?
Solo puedo hablar de la guerra civil española, es la que viví y que duró de julio del año 36 a abril del 39. La situación que se produjo como consecuencia de la misma afectó de forma distinta a las regiones españolas; desde la euforia de la España nacional (centro) a la tristeza de la España “roja”, que afectó principalmente las provincias del este y del sureste. La posguerra y su crisis por tanto fue diferente en cada una de estas regiones. Las provincias de la España nacional tuvieron pocas dificultades en general, en cambio las de la “zona roja” sí las tuvieron y si me permites utilizar un lenguaje popular “las pasaron canutas”. El hambre asomó su fea cara en pueblos de estas provincias que al ser industriales carecían de recursos porque no tenían tierras cultivables. Esta crisis duró hasta el año 1955 cuando el régimen del General Franco consideró que se había producido la depuración necesaria en las zonas rojas y autorizó a las tahonas de estas zonas a vender el pan sin cartilla. Esta fue un crisis durísima; no tiene parangón con ninguna de las que yo conocí anteriormente y mucho menos –en términos generales– con la actual.

Una última pregunta ¿Qué le pides a la vida a tus 95 años?
La unión de todos los pueblos del planeta en una gran federación en la cual el compartir sea la fórmula de conciliación más utilizada.
 

Joaquín Tamames, 4 marzo 2012

 
  • Facebook: fundacionananta
  • YouTube:
  • Twitter: ANANTAfundacion
  • flickr Ananta

¿Quién está en línea?

Tenemos 84 invitados conectado(s)

causas solidarias

bannerweb premios solidarios ok

banner mantras 2019

banner mindalia

fundacionnoticia



 
Fundación Ananta - Eibar 6, 28023 Madrid - NIF: G-84155076
 
 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies Ver Política de Cookies.

Acepto la politica de Cookies de este sitio.
EU Cookie Directive plugin by www.channeldigital.co.uk