Fundación Ananta

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home Pensamientos simiente

Pensamientos de octubre: sean ustedes los amos de su mente


"Los Textos Sagrados declaran que en realidad ustedes son el Atma, la misma que anima a toda la Creación. El cuerpo del hombre es un templo donde Dios está instalado. Los guardias son el control de los sentidos y de las emociones. Si éstos son incapaces o están ociosos, la lujuria y la avaricia, la ira y la envidia, el odio y el orgullo entran furtivamente y se apoderan del templo. El hombre está tan engañado que honra a estos ladrones como si fueran los señores de la casa. Sean ustedes los amos de su mente. Despierten, levántense y enfréntense a los ladrones antes de que se apoderen de su tesoro. El tesoro es la conciencia de la presencia de Dios en todo."

Baghavan Sri Sathya Sai Baba (1926-2011). “Sadhana, el sendero interno”, Capítulo 3, punto 49, Ediciones Shatya, p49. Foto: motocarro en Ahmedabad, India, India, 3 mayo 2009

 

Pensamientos de octubre: intentad pues apartar vuestros problemas por un instante

"Para poder resolver ciertos problemas, a veces es útil olvidarlos por un momento esforzándose en pensar en otra cosa. Diréis: «Pero si escapamos a nuestros problemas, nunca encontraremos la solución.» ¡Ah, precisamente aquí es donde os equivocáis! Por el hecho de estar obsesionados por vuestras dificultades no lograréis resolverlas ni desembarazaros de ellas; muy al contrario, a menudo es la mejor manera de mantenerlas y de dejaros aplastar.

Intentad pues apartar vuestros problemas por un instante; buscad las condiciones que os permitan realizar un verdadero trabajo interior, y elevaros con el pensamiento hasta el mundo de la luz: así es como encontraréis soluciones. A menudo se dice que la noche es buena consejera. Sí, porque durante el sueño nos olvidamos de todo, y se realiza un trabajo en el subconsciente que permite posteriormente ver más claro. Entonces, ¿Por qué de vez en cuando no podéis hacer conscientemente lo mismo?"

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta.  Imagen: atardecer en Collado Mediano, Madrid, 14 de octubre de 2017 (cortesía de Fermín Tamames)

 

Pensamientos de octubre: regresar hacia el centro de vuestro ser, que es paz y silencio

"De vez en cuando deteneos, cerrad los ojos, entrad en vuestro interior, y tratad de reencontrar este centro divino que es la fuente pura de la vida.

Abrir y cerrar los ojos es uno de los actos más frecuentes de la vida cotidiana, pero se hace inconscientemente y por esto no se aprende nada. Así pues en lo sucesivo, aprended, con este ejercicio a hacerlo conscientemente. Cerrad los ojos lentamente y mantenedlos un momento cerrados... Después abridlos de nuevo, lentamente, y estudiad los cambios que se producen en vosotros. Poco a poco lograréis comprender cómo esta alternancia de abrir y cerrar los ojos tiene su correspondencia en la vida interior: abrir los ojos significa ir hacia el mundo exterior, la actividad, el ruido; cerrarlos, es regresar hacia el centro de vuestro ser, que es paz y silencio. Cuando logréis tocar este centro en vuestro interior, sentiréis cómo fluyen unas corrientes que os traerán el equilibrio, la armonía y la luz."

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta.  Imagen: atardecer en Collado Mediano, Madrid, 14 de octubre de 2017 (cortesía de Fermín Tamames)

 

Pensamientos de octubre: mirar hacia arriba, para recibir la luz y la fuerza


"¿Por qué os sentís tan a menudo pobres y desprovistos? Porque os habéis habituado a mirar hacia abajo, es decir a ver todo lo que es motivo de preocupaciones, de inquietudes, de penas. Os olvidáis de mirar hacia arriba, allí donde se encuentran la luz, la belleza, todo lo que puede dar un impulso a vuestra alma y hacerle descubrir los medios de superar las dificultades. Las preocupaciones, las dificultades existirán siempre, hagáis lo que hagáis; es inútil luchar contra ellas porque os aplastarían. ¿Qué hacer entonces? Exactamente lo mismo que hacemos contra las intemperies o contra los insectos: equiparnos. Para protegernos de la lluvia cogemos un paraguas; para protegernos del frío nos ponemos un abrigo; para protegernos de los mosquitos ponemos una mosquitera o utilizamos algún producto para alejarlos. Pues bien, contra las dificultades no hay otra solución que mirar hacia arriba para recibir la luz y la fuerza.

Y mirar hacia arriba, es también aprender a alegrarnos de todo lo que hasta ahora habíamos descuidado. Cada día procurad descubrir alguna cosa que os beneficie o maraville – puede ser un encuentro, un acontecimiento, un objeto, un pensamiento – y ponedlo en vuestro corazón, en vuestra inteligencia, en vuestra memoria, y dad gracias por haberlo encontrado en vuestro camino."

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86). Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: en el Camino de Santiago, septiembre 2012 (Olga Melero)

 

Pensamientos de octubre: la Casa del Padre

"Tenéis cada día toda clase de ocasiones para que os sintáis perturbados, maltratados, zarandeados; eso nadie lo puede negar; pero podéis, a pesar de todo, salvaguardar o restablecer en vosotros estados de conciencia superiores si adquirís el hábito de vivir en la atención y la vigilancia. Ya por la mañana, desde el instante en que os despertáis, procurad vigilaros; tratad de hacer todos los gestos de la vida cotidiana conservando vuestro pensamiento hacia el mundo divino de donde nos viene la luz. Ahí está la salvación.

Decidiros al menos a probarlo... Pronto constataréis que nada conseguirá abatiros durante mucho tiempo. Una mala noticia, una enfermedad, un accidente comenzarán, por supuesto, por sumergiros en la confusión, y es normal. Pero si habéis cogido la costumbre de mantener vuestro pensamiento fijo en el mundo divino, superaréis mucho más deprisa estas pruebas. Porque es al espíritu a quién Dios ha dado la omnipotencia."

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86). Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: meditación en Baba’a Rock, Mount Abu, India, febrero 2014.

 

Pensamientos de octubre: otro valor está apareciendo: la fraternidad


"Cada día, la Bolsa publica la cotización de los valores: algunos van a la alza, otros a la baja; ahora bien, aquellos que hoy suben, podrían bajar mañana, y a la inversa. Pues bien, en gran escala, se ve cómo los mismos fenómenos se producen en la historia del mundo: en un momento dado, ciertos valores estaban en alza mientras que otros no eran considerados.

En ciertas épocas en las que se exaltó el valor físico: los héroes eran aquellos que sabían luchar en los torneos, en los duelos o en las guerras, y que nunca temían el peligro. En otras épocas, el valor más reconocido era el sacrificio: se admiraba a aquellos y aquellas que eran capaces de abandonarlo todo para ponerse al servicio de los pobres, de los enfermos y de los perseguidos. En la actualidad, el valor en alza es el intelecto, la capacidad de razonar y adquirir conocimientos para actuar sobre la materia. Pero esto no durará, otro valor está apareciendo: la fraternidad. Es ella la que impulsará a los humanos a salir de sus limitaciones y de su egoísmo, con el fin de adquirir la conciencia de la universalidad."

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta.  Imagen: banderas de oración en el Stok Kangri, Ladack, India (cortesía de Jonás Cruces)

 

Pensamientos de octubre: cada uno recoge, exactamente, lo que sembró

“Recuerda que recogeremos, infaliblemente, aquello que hemos sembrado.
Si estamos sufriendo, es porque recogemos los frutos amargos de los errores que hemos sembrado en el pasado.
Permanece alerta en lo que se refiere al momento presente.
Planta ahora semillas de optimismo y de amor, para recoger mañana frutos de alegría y de felicidad.
Cada uno recoge, exactamente, lo que sembró”.

Paramahansa Yogananda (1893-1952). Imagen: Sri Yukteswar (1855-1931), guru de Paramahansa Yogananda, discípulo de Lahiri Mahasaya, a su vez discípulo de Babaji

 

Pensamientos de octubre: ciudadanos del mundo de arriba

"Para su salvación, la humanidad necesita que se creen por todas partes centros fraternales, focos de luz, porque la luz regocija y atrae a los habitantes de las regiones superiores. Con sus cantos, sus meditaciones, sus oraciones, los hombres y las mujeres del mundo entero deben aprender a enviar a través del espacio señales luminosas que las entidades celestiales captan desde muy lejos. Cuando en medio de la oscuridad espiritual que rodea a la tierra, descubren estos rayos de luz, se sienten atraídas por su claridad y vienen a contemplarlas derramando sus bendiciones. De este modo, progresivamente, los humanos aprenden a convertirse en ciudadanos del mundo de arriba. Y como se han convertido en ciudadanos del mundo de arriba, pueden ser benefactores del mundo de abajo."

Omraam Mikhäel Aïvanhov (1900-86). Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Foto: amanece en Palencia octubre 2017 (cortesía de Marga Lamoca)

 

Pensamientos de octubre: recibe un correo...


"Sólo representamos algo grande y hermoso en proporción a lo que hacemos para la colectividad, para toda la humanidad; es ahí donde adquirimos nuestro verdadero valor, porque nos convertimos en colaboradores de Dios mismo.

Aquél que trabaja para el bien de la colectividad, es un obrero en el campo del Señor. Los espíritus luminosos se aproximan a él para marcarle con su sello, y una vez ha sido marcado, es como si su nombre estuviera grabado en una lista; junto a su nombre está anotado lo que se le debe, y cada día recibe un «correo», se puede también llamar un « salario ». Este salario adopta diversas formas: fuerza para el espíritu, dilatación para el alma, luz para el intelecto, calor para el corazón, salud para el cuerpo físico."

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86). “Pensamientos cotidianos”, Editorial Prosveta.  Imagen: rio Dobra, Asturias, 17 septiembre 2017  (cortesía de Rufina Ruiz)

 

Pensamientos de octubre: estamos en la vida para ayudarnos

“Siempre estoy aprendiendo. Me reviso, me vigilo para tratar de ir superando autoengaños y trabajar sobre mi lado difícil y confiar en los aliados internos. No hay día sin yoga ni meditación para mi. Pero todos los días traigo a mi mente un viejo adagio que me refirió un maestro: “Estamos en la vida para ayudarnos. No hay otra cosa que el amor”.

Ramiro Calle, entrevista con Fundación Ananta, marzo 2010. Imagen Puesta de sol en el mar de Castilla, mirador de Tierra de Campos, Autilla del Pino-Palencia 29 julio 2017 (cortesía de Marga Lamoca).

 

Pensamientos de septiembre: ¡Despierta! ¡Eres hijo de la inmortalidad, dotado de intuición!

 

"¡Oh ser humano!”, ¿cuánto tiempo más seguirás siendo un animal racional? ¿Cuánto tiempo más continuarás intentando infructuosamente escudriñar las inconmensurables regiones de la creación a través sólo de la mirada miope de los sentidos y de la razón? ¿Cuánto tiempo más permanecerás atado a la satisfacción de las exigencias propias del hombre animal? ¡Despójate de los grilletes que te mantienen prisionero! Toma conciencia de que eres inmortal y de que cuentas con poderes y facultades ilimitados. ¡No sigas ya soñando el sueño antiguo del animal racional! ¡Despierta! ¡Eres hijo de la inmortalidad, dotado de intuición!."

Paramahansa Yogananda, “El yoga de Jesús”, Self Realization Fellowship 2009, p157. Imagen: "Mount of five treasures", pintura de Nicholas Roerich, 1936
 

Pensamientos de septiembre: palabras que reconfortan, vivifican, inspiran

“Poned atención en cada palabra que pronunciéis, porque siempre hay en la naturaleza uno de los cuatro elementos, la tierra, el agua, el aire o el fuego, que espera el momento para poder revestir con materia todo lo que expresáis. La realización a menudo se produce muy lejos de la persona que ha puesto las semillas, pero se produce infaliblemente. Así como el viento transporta las semillas y las siembra a lo lejos, vuestras palabras vuelan y producirán en algún lugar del espacio resultados buenos o malos.

Acostumbraros pues a hablar con amor a las flores, a los pájaros, a los arboles, a los animales y a los seres humanos, pues es una costumbre divina. Aquél que sabe pronunciar palabras que reconfortan, vivifican, inspiran y encienden el fuego sagrado, posee una varita mágica en su boca."

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta.  Imagen: cielo en Palencia, 21 de septiembre de 2017 de 2017 (cortesía de Marga Lamoca)

 

Pensamientos de septiembre: más desinteresados, más comprensivos, más abiertos a los demás...

"¡Cuántas ocasiones habéis tenido para olvidar y superar la mediocridad de la existencia cotidiana! Pero ¿pensáis en deteneros en estas ocasiones? El silencio de la noche, el espacio, el cielo estrellado nos ofrecen las mejores condiciones para tomar un poco de distancia con respecto a los asuntos humanos, y pensar en otros mundos donde las entidades espirituales viven en armonía y esplendor. Todo lo que forma parte de nuestras preocupaciones, nuestras inquietudes, nuestras angustias no representa nada para ellas, son acontecimientos minúsculos. Diréis: «Pero cómo, ¿acontecimientos minúsculos? El hambre, las guerras, las masacres, ¡es terrible!» Sí, es terrible, pero a los ojos de la Inteligencia cósmica esto no merece mucha atención.

A los ojos de la Inteligencia cósmica, sólo son importantes los acontecimientos del alma y del espíritu. Y precisamente, si en vez de concentrarse sobre sus intereses materiales, los humanos prestaran más importancia a los acontecimientos del alma y del espíritu, sabrían mostrase más desinteresados, más comprensivos, más abiertos a los demás; y entonces, ¡cuántas desgracias y cuántos sufrimientos podrían evitarse en el mundo!"

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta.  Imagen: arboleda en Palencia, 21 de septiembre de 2017 de 2017 (cortesía de Marga Lamoca)

 

Pensamientos de septiembre: despertar

"Recordad que vuestra existencia en la tierra sólo es un largo sueño lleno de sueños. Un día, cuando despertéis diréis: «Dios mío, ¿cómo pude creer que todo esto era verdad?» Pero mientras estáis aquí, debéis trabajar para aprender a conocer la materia. Aunque, cuando volváis al otro mundo, debáis reconocer que la realidad no estaba ahí.

Sólo somos un sueño del Ser divino que está en nosotros; dormimos y debemos despertarnos. Pero ¿cómo despertarnos? Concentrándonos en nuestro Yo superior, identificándonos con él. Poco a poco la conciencia de nuestro yo limitado se unirá a la conciencia de nuestro Yo superior, y en esta unión es cuando se producirá el verdadero despertar."

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86). “Pensamientos cotidianos”, Editorial Prosveta.  Imagen: escena en la Toscana (cortesía de Carmen Torres)

 

Pensamientos de septiembre: la ciencia de la vida

"En todas partes sólo se ve a gente ocupada en criticar, quejarse, relatar lo desanimados que se sienten, lo desgraciados que son, por esto, por aquello… ¡porque nada de nada!  Quizás sentirse en semejante estado de ánimo indica que no han comprendido las verdades de la vida. «¿Cómo? – responderán algunos – ¿no hemos comprendido nada? ¡Pero tenemos diplomas, hemos leído a filósofos y pensadores!» De acuerdo, pero vuestra actitud muestra que no habéis comprendido nada.

Tener diplomas, haber leído bibliotecas enteras es ciertamente una prueba de que sois personas doctas, eruditas, y no que hayáis comprendido lo que es la vida. La prueba está precisamente en poder dar pruebas de vuestra comprensión, y estas pruebas son la serenidad, el dominio de sí mismos, la indulgencia hacia los demás, la capacidad de resolver los problemas. Si dais pruebas de ello, aunque no tengáis ningún diploma, aunque no hayáis leído nada, poseéis la ciencia de la vida. Pues bien, está claro."

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos. Editorial Prosveta. Imagen: senda del río Dobra, Asturias, 19 septiembre 2017 (cortesía de Rufina Ruiz)

 

Pensamientos de septiembre: elevarse a la cima

"Cuando tratáis de elevaros hasta la cima de vuestro ser interior es cuando entráis verdaderamente en comunicación con el mundo divino. Cuando sentís que por fin habéis alcanzado una región situada más allá del polvo y de las nubes, es decir, más allá del plano astral y del plano mental inferior, manteneos en ella firmemente durante el mayor tiempo posible. Después, cómo es difícil que este esfuerzo de concentración perdure más allá de algunos minutos, relajad un poco la tensión y dejaos llevar por la luz como si flotaseis sobre un mar en calma. Ya no pensáis, casi ya no sentís, pero vuestra alma que está ahí, viva, vibrante, se impregna con los elementos más sutiles de las regiones de la luz.

Repetid este ejercicio lo más a menudo posible. Constataréis que cuando debáis volver a vuestras ocupaciones habituales en la familia, en la sociedad, estos elementos espirituales que habréis captado, introducirán la armonía en vosotros, y vuestro deseo de trabajar, de ayudar a los demás, de vivir en armonía con ellos, aumentará. Es ésta una sensación que no engaña y os confirma que seguís estando en comunicación con el mundo divino."
 
Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86). Pensamientos cotidianos. Editorial Prosveta. Imagen: el Teide el 22 de noviembre de 2014 (Juan Armas)

 


Página 1 de 92
  • Facebook: fundacionananta
  • YouTube:
  • Twitter: ANANTAfundacion
  • flickr Ananta

¿Quién está en línea?

Tenemos 68 invitados conectado(s)

causas solidarias

bannerweb premios solidarios ok

banner festivalmantras 2017

banner mindalia

fundacionnoticia



 
Fundación Ananta - Eibar 6, 28023 Madrid - NIF: G-84155076