Fundación Ananta

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home Pensamientos simiente

Pensamientos de marzo: ¡dadme vuestra luz!

Pensamientos de marzo: ¡dadme vuestra luz!

“Pensad en preparar las condiciones para que la Inteligencia cósmica pueda visitaros y trabajar sobre vosotros, pues, sin cesar, envía al espacio rayos y partículas, con el fin de que os penetren para mejoraros. Sí, debéis saberlo: si no mejoráis, es porque no dejáis que la Inteligencia cósmica se introduzca en vosotros. Con vuestras debilidades, con vuestras impurezas, construís poco a poco un caparazón que os hace impermeables a su influencia. Para romper este caparazón, debéis realizar un trabajo de purificación, de renuncia.  Cada renuncia a un vicio, a un hábito pernicioso, abre una puerta al mundo luminoso. Puesto que tantos amigos del mundo invisible quieren ayudaros, ¿por qué tenéis que impedírselo? Abrid vuestro corazón, vuestra alma, decíos:  «Bienvenidos, espíritus luminosos, tengo necesidad de vosotros, entrad, purificadme, ¡dadme vuestra luz!»”

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: Parque Nacional Doñana, 22 marzo 2019, cortesía de Jaime Blanco

 

Pensamientos de marzo: el agua brota pura y cristalina en la montaña...


"El agua brota pura y cristalina en la montaña. A medida que desciende, recibe las suciedades de las regiones que atraviesa y cuando llega al mar, está saturada de impurezas. Pero pronto, calentada por los rayos del sol, se transforma en vapor y retoma el camino del cielo, hasta el día en que vuelva a caer en forma de lluvia o de nieve.

Este viaje del agua es simbólico. El destino humano es a imagen de esos viajes perpetuos del agua entre la tierra y el cielo. Como las gotas del agua, las almas descienden a la tierra, cada una en un lugar determinado; desde ahí, tienen todo un camino por recorrer, hasta el momento en que, fatigadas y desgastadas por todos los trabajos de la vida, vuelven allá de donde vinieron…. Para volver a bajar, un día, en otro lugar. Eso se llama reencarnación." 

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: Ermida de Nosa Señora do Porto, Meirás (Valdoviño), A Coruña, 22 marzo 2019, cortesía de Sergi Bellver

 

Pensamientos de marzo: experimento una influencia vivificante...

"Cuando la otra persona irradia fuerza y frescor, algo de eso pasa a mí, y yo experimento una influencia «vivificante», un incremento de mi ser espiritual que me hace por mi parte capaz de una mayor actividad espiritual”.

Edith Stein (1891-1942), “Palabras para el diálogo”, selección realizada por Paqui Sellés, Plataforma Editorial, 2019. Imagen: Parque Nacional Doñana, Huelva, 23 de marzo de 2019,  cortesía de Jaime Blanco

 

Pensamientos de marzo: vibrar al unísono...

"El diamante tiene un brillo que le sitúa por encima de todas las demás piedras preciosas. Como el diamante, nuestro espíritu es pura luz y, es hacia esa luz que brilla en la cima de nuestro ser, a la que debemos elevarnos trabajando para lograr la verdadera sencillez.

La sencillez es en primer lugar, una cualidad del intelecto que comprende la necesidad de vibrar al unísono con el Principio divino. Desde ahí, baja hasta el corazón a fin de purificar los sentimientos y los deseos. Y finalmente, la voluntad, poniéndose al servicio del intelecto y del corazón, introduce por todas partes orden y armonía. Alcanzar esta simplicidad es evidentemente difícil. Hay que tener muchos conocimientos y hacer grandes esfuerzos para llegar a despojarse de todos los elementos extraños y contradictorios que forman dentro del ser humano una mezcla inextricable. Si una enseñanza espiritual nos da tantas explicaciones, métodos, ejercicios, es para mostrarnos cómo adquirir la verdadera sencillez que hará de nosotros unos diamantes."

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: Costa Verde (Lima), cortesía de Aurora Candiotti

 

Pensamientos de marzo: aquí solo estamos de visita

"Únicamente no hay que desesperarse si las cosas salen de manera distinta a como uno había pensado. En ese caso, hay que pensar en aquello que aún le queda a uno, y también que aquí solo estamos de visita y que todo aquello que tanto lo oprime a uno ahora, al final no es tan importante o tiene un significado totalmente distinto al que se puede reconocer ahora".

Edith Stein (1891-1942), “Palabras para el diálogo”, selección realizada por Paqui Sellés, Plataforma Editorial, 2019. Imagen: Costa Verde, Lima, cortesía de Aurora Candiotti

 

Pensamientos de marzo: conquistar la libertad

"Cuando vemos lo que la mayoría de las personas llaman libertad, en realidad sería más apropiado emplear la palabra «licencia» o «libertinaje». ¡Cuántos quieren ser libres para dejarse llevar por la pereza, los placeres, las pasiones, sin darse cuenta de que es precisamente ahí donde se limitan y se convierten en esclavos! La verdadera libertad no se consigue liberándose de todas las obligaciones, sino convirtiéndose en servidores, sí, pero servidores de Dios.

La predestinación del ser humano es encontrar la Divinidad que habita en él y ponerse a su servicio. Porque cuando la Divinidad haya penetrado profundamente sus facultades físicas, psíquicas y espirituales, entonces será verdaderamente libre, libre y creador. Hay aquí algo esencial a comprender. Aquél que se pone al servicio del Principio divino, no sirve a algo o alguien exterior a él; es por ello que no sólo no pierde su libertad, sino que por el contrario, la conquista. He aquí uno de los principios fundamentales de la verdadera religión. "

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: Parque Nacional del Montseny (Barcelona), cortesía de Aurora Candiotti

 

Pensamientos de marzo: como un río de luz que viene de las alturas e invade vuestro ser

"Los humanos creen que cambiando o suprimiendo algo o a alguien externo que les perturba, tendrán paz. Y aquí se equivocan. Porque la paz es un estado que se debe primero instalar en uno mismo.

No os imaginéis que finalmente encontraréis la paz cambiando de marido o esposa, de apartamento, de amigos, de oficio, de país, de religión, etc. La paz no depende de estos cambios. Una cierta tranquilidad, un respiro, si, puede ser. Pero poco tiempo después, otros tormentos vendrán a asaltaros. Comprended que estar en paz depende exclusivamente de vuestra capacidad para poner orden en vuestra vida psíquica. Incorporad esos cambios y podréis permanecer con las mismas personas, en los mismos lugares, luchando con las mismas dificultades, nada podrá ya turbaros. Porque la paz verdadera viene del interior, fluye y os invade a pesar de las turbulencias y las agitaciones del mundo exterior. Es como un río de luz que viene de las alturas e invade vuestro ser. "

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: Camino de Santiago, posiblemente llegando a Tierra de Campos (Palencia)

 

Pensamientos de marzo: cuanto más se eleva un ser, más se libera

"Las personas que escalan cimas muy altas constatan que, en lo alto, ciertos pensamientos, ciertos sentimientos mezquinos y egoístas les abandonan. Influenciados por la altura, el aire puro, el espacio que se abre amplio ante ellos, sienten que muchas de las cosas que les preocupaban o perjudicaban, de pronto ya no tienen importancia.

Ocurre lo mismo con aquél que ha logrado elevarse espiritualmente. Hasta ahí, como todo ser humano, ha estado habitado por entidades inferiores que sus pensamientos y sus sentimientos oscuros habían atraído. Pero ahora, la atmósfera que reina en las regiones del espíritu hasta las que ha logrado elevarse, es irrespirable para esas entidades, no la soportan y, por ello, le abandonan. Cuanto más se eleva un ser, más se libera porque a cada paso que da hacia la cima, las entidades que no pueden sobrevivir más allá de una cierta altura, se ven obligadas a abandonarle."

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: Pantano de Guadalcacín, Cádiz, cortesía de Alfonso de Pedro

 

Pensamientos de marzo: todo lo que existe en el universo tiene su origen arriba...

"No podemos concebir el espíritu sin la materia, pero la materia no puede ser concebida sin el espíritu. Porque al principio existe el espíritu: todo lo que existe en el universo tiene su origen arriba, en el mundo del espíritu, y la materia no es más que una condensación progresiva del espíritu.

Es muy importante para el hombre cultivar esta filosofía de la primacía del espíritu, porque le da los medios para dominar los acontecimientos. Incluso enfrentándose a las dificultades de la vida (la salud, el trabajo, las relaciones con los demás, los accidentes), sabe que no puede ser vencido. Por el poder del espíritu, no solo escapa a las circunstancias, sino que actúa sobre ellas; no acepta que sean los acontecimientos los que mandan, es él el maestro. Entonces, ésta es vuestra elección, porque según la filosofía que abracéis, la filosofía de la materia o la del espíritu, seréis débiles o poderosos."

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: Montserrat (Barcelona), cortesía de Aurora Candiotti

 

Pensamientos de marzo: distribuir riquezas en el universo entero...

"Desde hace millones de años, el sol ilumina y calienta la tierra, y lo hace sin inquietarse por saber quién se alegra por sus rayos y los contempla con gratitud, y quién continúa durmiendo en las camas. No se molesta ni se esfuerza por el hecho de que los humanos no hayan siquiera tomado consciencia de que le deben la vida; no le importa, y sigue brillando dándoles sus bendiciones.

Existen seres que, lo mismo que el sol, envían su luz y su amor a través del espacio, y tampoco ellos se preocupan por saber si las criaturas se benefician o no de ello. Se sienten felices, colmados, todo su placer consiste en distribuir sus riquezas en el universo entero. Han comprendido que la mayor felicidad es la que el sol está sintiendo y viviendo: la de brillar, iluminar y calentar."

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: Montserrat (Barcelona), cortesía de Aurora Candiotti

 

Pensamientos de febrero: nuestra cima

"Una cima no es solo un punto más elevado que los demás. Toda cima, cualquiera que sea, es un centro vivo de energías puras. Una cima tal existe también en cada ser humano: es su espíritu. Por ello, cuando reza para recibir ayuda, lo primero que debe intentar alcanzar, es esa cima que hay en él. Y una vez lo consigue, accede al nudo de fuerzas de las que todo depende.

Diréis que la distancia que os separa de esa cima en vosotros, vuestro espíritu, es inmensa, incluso infranqueable. Desde luego, pero con el pensamiento tenéis un medio de uniros a ella. El pensamiento es como una cuerda que lanzáis justo hasta ese punto, allá, muy alto, al que queréis llegar. Incluso si esa cima está todavía muy alejada, por lo menos estáis «agarrados» y no corréis el riesgo de caeros."

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: Etapa La Peza-Quintar (Granada), Camino Mozárabe de Santiago,  15 de febrero de 2019 (cortesía de Alex Camino)

 

Pensamientos de febrero: irradiar en todas direcciones, como el sol

"Aprended a movilizar vuestros pensamientos, vuestros deseos, e incluso todas las tendencias de vuestra naturaleza inferior, para la realización de un ideal sublime. Este trabajo de unificación, de armonización, el sol también puede ayudaros a realizarlo. Al mirarlo cuando se eleva, por la mañana, pensad que vuestra conciencia se aproxima a vuestro propio sol, vuestro espíritu, vuestro Yo superior, para fusionarse con él. Cuando hayáis logrado pacificar y unificar todas las fuerzas contrarias que os molestan para dirigirlas hacia una sola dirección luminosa, divina, os convertiréis en un foco tan potente que seréis capaces de irradiar en todas direcciones, como el sol.

Un ser que ha conseguido arreglar sus propios problemas es libre, y puede empezar a pensar en los demás. Gracias a la libertad que ha adquirido, extiende el campo de su conciencia a todo el género humano, y como el sol, envía la superabundancia de luz y de amor que desborda de él... Pero antes de poder irradiar, debe aprender a concentrar todas las potencialidades de su ser para orientarlas en una sola dirección."

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: atardecer en Hendaya, Francia,  23 de febrero de 2019

 

Pensamientos de febrero: nuestra patria lejana

"Observad un globo sujeto a un hilo: quiere subir hasta el cielo, pero permanece atado al suelo… Como este globo, existe en todo ser humano algo que aspira a escaparse, a elevarse libremente en el aire, pero que es retenido por unos lazos. Pues bien, debemos esforzarnos en aflojar poco a poco estos lazos para dar una salida a ese deseo eterno inscrito en su alma: el deseo de lanzarse hacia esa inmensidad de luz y de paz donde tiene su origen.

Es de este recuerdo a menudo vago y confuso, de una patria lejana, de una patria perdida, de donde la mayoría de los humanos extraen su fe. Llevan inconscientemente en ellos las huellas imborrables de un pasado inmemorial donde vivían en el seno del Eterno, y sienten nostalgia de ello."

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: Hendaya, Francia,  24 de febrero de 2019

 

Pensamientos de febrero: un elemento de eternidad que ha entrado en nosotros...


"Leyendo un libro, contemplando un espectáculo de la naturaleza o un cuadro, escuchando música, podéis sentir súbitamente que tocáis una verdad que transforma vuestra visión de las cosas. Esa revelación puede todavía permanecer mañana, pasado mañana, y mucho tiempo después, porque a través de ese libro, ese cuadro, ese espectáculo de la naturaleza o esa música, vuestro espíritu se ha elevado muy alto y ha captado un significado. Es como un elemento de eternidad que ha entrado en vosotros.

Por supuesto, no es suficiente tener de vez en cuando un momento de inspiración, de luz, para dar un sentido a nuestra vida; hay que aprender a hacer durar ese momento, a fin de que se convierta en un estado de conciencia permanente que purifique, ordene y reestablezca todo en vosotros. Incluso si en la vida cotidiana es imposible escapar a las dificultades y a los dolores, podemos conservar en nosotros ese sentido, e incluso utilizar las dificultades y las tribulaciones para reforzarlo."

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: Etapa La Peza-Quintar (Granada), Camino Mozárabe de Santiago,  15 de febrero de 2019 (cortesía de Alex Camino)

 

Pensamientos de febrero: soy estable, hijo del estable...

"La estabilidad es la virtud sobre la que debemos basar nuestra vida interior. ¿Cómo definirla? Es estable aquél que, habiendo decidido avanzar por el camino de la luz mantiene, pase lo que pase, su orientación divina. Desde que ha comprendido una verdad y la acepta en su corazón, en su alma, no solo no deja que se borre en él, sino que hace de ella una norma de vida, un programa. La estabilidad es una cualidad muy rara. Para aquellos que han abrazado la vida espiritual, la mayor dificultad no es tanto acceder a un nivel de conciencia más elevado, sino mantenerse en él. Un día consiguen una victoria, pero al día siguiente, habiendo cambiado las condiciones exteriores o interiores, son más negligentes, tienen tendencia a tomar otra dirección y se extravían.

En realidad, mantenerse definitivamente y sin titubear en las alturas es casi imposible. Es por ello que la estabilidad es el fin último de la Iniciación, ese momento en el que el discípulo puede decir, por fin, como el hierofante del antiguo Egipto: «Soy estable, hijo de estable, concebido y engendrado en el territorio de la estabilidad»."

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: Etapa La Peza-Quintar (Granada), Camino Mozárabe de Santiago, 15 de febrero de 2019, cortesía de Alex Camino

 

Pensamientos de febrero: crear la armonía...

"Donde quiera que os encontréis y cualesquiera que sean vuestras actividades, debéis tener la preocupación esencial de crear la armonía. Porque la armonía es la base de la creación. La armonía, entre todos los elementos y entre todas las criaturas, es la que asegura la cohesión del universo. Mientras no hayáis comprendido la importancia de la armonía, continuaréis creando disonancias, desórdenes, y entonces, aunque creáis construir algo útil y duradero, no haréis más que destruir.

Diréis: «Pero yo tengo tal facultad, soy competente en aquello...» No basta con que seáis competentes, no bastaría ni siquiera que fuerais geniales: debéis hacer de manera que vuestra actividad esté en armonía con las fuerzas de la naturaleza, con los espíritus luminosos del mundo invisible, y también con los seres humanos."

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: Puentecillas, ío Carrión, Palencia 15 de febrero de 2019 (cortesía de Marga Lamoca)

 


Página 3 de 105
  • Facebook: fundacionananta
  • YouTube:
  • Twitter: ANANTAfundacion
  • flickr Ananta

¿Quién está en línea?

Tenemos 103 invitados conectado(s)

causas solidarias

bannerweb premios solidarios ok

banner mantras 2019

banner mindalia

fundacionnoticia



 
Fundación Ananta - Eibar 6, 28023 Madrid - NIF: G-84155076
 
 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies Ver Política de Cookies.

Acepto la politica de Cookies de este sitio.
EU Cookie Directive plugin by www.channeldigital.co.uk