Fundación Ananta

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home Pensamientos simiente

Pensamientos de septiembre: la habitación interior

"Si podéis, tratad de tener en vuestro apartamento una habitación, por pequeña que sea, reservada para el silencio. Escoged para las paredes bellos colores, claros y luminosos, poned algunos cuadros simbólicos o místicos y consagradla al Padre celestial, a la Madre divina, al Espíritu Santo, a los ángeles, a los arcángeles. No dejéis entrar a nadie, y sólo entrad cuando os sintáis capaces de hacer el silencio en vosotros para oír la voz del mundo divino.
 
 A medida que preparáis esta habitación del silencio, esforzaos por prepararla también dentro de vosotros, en vuestra alma, en vuestro corazón. De esta manera, un día, sea cual sea el sitio en el que os encontréis, incluso en medio de los tumultos, podréis entrar en vuestra habitación interior para encontrar en ella la paz y la luz. Vivimos al mismo tiempo en los dos mundos: exterior e interior, visible e invisible, material y espiritual, y por eso es deseable tener esta habitación del silencio a la vez dentro de nosotros y fuera de nosotros, y mantenerla a resguardo de todas las formas de ruido."

Omraam Mikhäel Aïvanhov,  Pensamientos cotidianos. Imagen: Editorial Prosveta. Imagen: etapa de Hospitales, Camino Primitivo (Asturias) (cortesía de Javier Yela)

 

Pensamientos de septiembre: abrazar toda la creación

"El mundo invisible existe, y el hecho de que no lo veamos no significa que no exista. Este mundo está poblado de entidades, y con sus pensamientos y sus sentimientos los humanos entran en relación con estas entidades y las atraen. Mientras no tengan consciencia de que mediante sus pensamientos y sus sentimientos pueden atraer o alejar los espíritus luminosos y los espíritus tenebrosos, continuamente se verán invadidos por fuerzas nocivas. Pues sí, debemos tomar en serio esta realidad: en nosotros y a nuestro alrededor existen entidades malignas, y aquellos que se dejan llevar por pensamientos y sentimientos negativos, caóticos, terminan atrayéndolas y se convierten en sus víctimas. Aprended a alimentar en vosotros pensamientos y sentimientos armoniosos con el fin de atraer a criaturas magníficas. No las veréis, pero su presencia se manifestará en vosotros: os sentiréis en paz, en la luz, como si abrazarais a toda la creación. Y no podréis dudar de esta sensación."

Omraam Mikhäel Aïvanhov,  Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: Editorial Prosveta. Imagen: etapa de Hospitales, Camino Primitivo (Asturias) (cortesía de Javier Yela)

 

Pensamientos de septiembre: ver más allá

“Aunque los humanos se vean todos los días, sólo tienen una visión superficial los unos de los otros. Se detienen en su apariencia, y la apariencia a menudo no es muy buena. Olvidan que más allá de esta apariencia también hay un alma, un espíritu, y aunque este alma y este espíritu se manifiesten raramente, están ahí, siempre tienen la posibilidad de aparecer y expresarse. Aún hay que insistir: tener sobre los humanos una visión tan superficial no da muestras de inteligencia.

Un sabio, que sabe que los hombres y las mujeres son hijos e hijas de Dios, se detiene en este pensamiento y aborda a todos los seres con este pensamiento. Está haciendo con ello un trabajo creador, porque así desarrolla el aspecto divino en todos los seres con los que se encuentra, y se siente feliz. Creedme, el mejor modo de obrar con los demás, es descubrir sus cualidades, sus virtudes, sus riquezas espirituales y concentrarse en ellas."

Omraam Mikhäel Aïvanhov (1900-86),  “Pensamientos cotidianos”, Editorial Prosveta. Imagen: Tierra de Campos, Camino de Madrid, 28 agosto 2020 (cortesía de Fuego Amigo Camina Conmigo)

 

Pensamientos de septiembre: restableced el contacto con el Cielo

"Lo que os impide recibir revelaciones celestiales, es que no llegáis a desprenderos de vuestras preocupaciones materiales. No se trata de abandonar vuestros asuntos, sino de saber al menos dejarlos aparcados por unos momentos en alguna parte, de la misma forma que se suelta una carga. Observad, por ejemplo, a un porteador que transporta equipajes en expediciones de alta montaña: de vez en cuando los deja en el suelo, respira un poco, se sienta, come alguna cosa, bebe, y después vuelve a tomar su cargamento y sigue su camino. ¿No podéis hacer vosotros lo mismo? De vez en cuando, dejad vuestros problemas aparcados, durante una o dos horas; podéis tener la seguridad de que nadie os los vendrá a coger: ¡no hay muchos candidatos para coger las cargas de los demás! Así pues, depositadlos con toda confianza, y restableced el contacto con el Cielo."

Omraam Mikhäel Aïvanhov,  Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: Camino del Salvador, entre Poladura de la Tercia y Pajares, 2 septiembre 2020 (cortesía de Marce Glez.)

 

Pensamientos de septiembre: conservar sólo lo esencial...

"Es aconsejable que, periódicamente, hagamos una pausa para revisar nuestra vida. ¿Por qué? Porque muy a menudo, día tras día, nos sobrecargamos, nos oscurecemos a causa de toda clase de preocupaciones y de actividades que se acumulan sin aportar nada al alma ni al espíritu. Influenciados por la atmósfera ambiental, nos olvidamos que debemos permanecer muy poco tiempo en la tierra, y que deberemos dejar aquí todas nuestras adquisiciones materiales, nuestros títulos, nuestra posición social.

Diréis: pero todos los humanos saben que están por poco tiempo en la tierra. En efecto, lo saben, pero a menudo se olvidan. E incluso el discípulo de una Escuela iniciática se siente influenciado: está menos atento, se deja ofuscar por el espectáculo de las riquezas, de los éxitos que ve a su alrededor. Por ello es indispensable que, de vez en cuando, se detenga para mirar hacia atrás, para analizar la dirección que está tomando, las actividades en las que se está comprometiendo. ¡Y que cada vez haga una elección para sólo conservar lo esencial!"

Omraam Mikhäel Aïvanhov,  Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: playa de Hendaya, 31 de agosto de 2016

 

Pensamientos de agosto: nuestra consciencia se expande...

"Una semilla que ha sido plantada puede ser comparada a una criatura encerrada en una tumba. Cuando el ángel del calor viene, la despierta diciéndole: «Vamos, levántate ahora, ¡sal de tu tumba!» Y he aquí que esta vida que se hallaba sepultada comienza a animarse: un pequeño tallo divide la semilla en dos y da origen a un brote que un día se convertirá en un árbol formidable. Esto es la resurrección.

Para resucitar, debemos abrir la tumba, y sólo el calor abre las tumbas. El calor quiere decir el amor. Aquél que tiene mucho amor en su corazón, un amor desinteresado, espiritual, abre la tumba de sus células. Mientras sus células no están animadas, vivificadas, permanecen inactivas y no pueden conocer todas sus riquezas interiores. Pero después de esta resurrección, después del despertar de sus células, su consciencia se expande y, a través de todo lo que siente, de todo lo que vive, se sitúa en otra dimensión, la dimensión del espíritu."

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: mirador de Azpiroz, Navarra, 22 de agosto de 2016

 

Pensamientos de agosto: abarcad el infinito...

"Hay que lanzarse a lo infinito, a lo ilimitado, a lo que está más allá del tiempo y del espacio, y de esta manera nos volvemos inmortales, eternos, inconmensurables... ¡No os refugiéis en lo que es pequeño, limitado! Abarcad el infinito y vuestro gozo también será infinito, tendréis sin cesar la felicidad, la luz, la fuerza, la plenitud... En vez de tomar unas pequeñas botellas de alguna parte, id a beber al océano, porque el océano es tan vasto que podréis beber en él durante miles y miles de años sin agotarlo. Si, mis queridos hermanos y hermanas, ¡Id a beber en el océano infinito!”

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), “Los poderes de la vida”, p.46,  Editorial Prosveta. Imagen: Entre St. Jean y Roncesvalles, Camino de Santiago, 27 de agosto de 2020 (cortesía de Juan Francisco Castellano)

 

Pensamientos de agosto: la unidad

ARubiaes
"Individualmente, aisladamente, los hombres son débiles y sin poder. Su fuerza está basada en la unidad, en la armonía que llegan a crear entre ellos. Por ello, tan a menudo como sea posible, pensad en esa familia universal que debéis formar a pesar de vuestras diferencias de carácter, de temperamento, de grado evolutivo, de medio social, de actividad... Dejad esos detalles de lado, no tienen ninguna importancia, no representan papel alguno en la vida espiritual.

Reforzad por tanto en vuestros corazones la convicción de que, a pesar de vuestras mismas diferencias, sois todos miembros de esta fraternidad universal cuyo origen no está en la tierra sino en el mundo divino. Cualquier empresa solo podrá dar verdaderamente resultados benéficos si los humanos toman conciencia de que actúan no como individuos separados, sino como miembros de un cuerpo colectivo cuya cabeza está en lo alto, en el Cielo."

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: Entre Ponte de Lima y Rubiaes, Camino de Santiago portugués, 21 junio 2018

 

Pensamientos de agosto: la Luz que os llama


“Os confiero Mi Sabiduría.
 No soy un puente construido con promesas,
 sino, en verdad, la Luz que os llama.
 Enseño el amor. Mis discípulos deben obtener la felicidad
 en el amor de Cristo”.
 
 Las hojas del jardín de Morya, La llamada,  sutra 27, Agni Yoga, 1924. Imagen: Prados de Cullivert, Huesca, 25 agosto 2020 (cortesía de Carlos Bravo Suárez)

 

Pensamientos de agosto: purificarnos

"No debéis olvidar nunca que vuestros estados interiores no os conciernen únicamente a vosotros mismos, sino que influyen también en los demás que están a vuestro alrededor. Si sois impuros (y al decir "impuros", quiero decir injustos, deshonestos, celosos, egoístas, codiciosos...), con vuestras emanaciones ensuciáis a los demás. Debéis saber que, aún deseándolo, no podréis hacer ningún bien si no os habéis desembarazado, primero, de vuestras impurezas. Esto es algo absoluto. Si queréis verdaderamente ayudar a la humanidad, debéis, en primer lugar, purificaros. Aunque no digáis nada a nadie, aunque no veáis a nadie, con vuestra pureza, es decir, con vuestro desinterés, con vuestra abnegación, contribuís a la purificación de la atmósfera de toda la tierra. Sí, sólo con vuestra presencia. Pero si sois impuros, contribuís a envenenar el mundo entero. Y entonces ¡es inútil proclamar por todas partes que queréis hacer el bien!".

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta.  Imagen: Excursión al Forau Taucau, Pirineos de Huesca, 19 agosto 2020 (cortesía de Carlos Bravo Suárez)

 

Pensamientos de agosto: los espíritus nos reconocen


"Cuando un estudiante aprueba en sus exámenes, recibe un diploma que le abre ciertas puertas: puede continuar sus estudios, encontrar trabajo, etc. Del mismo modo, cuando logramos superar con éxito las pruebas de la vida, recibimos un diploma que nos da mayores posibilidades y más seguridad para continuar avanzando.
 
 Diréis: «Pero ¿qué diploma es ese?» En cualquier caso, no es un papel, como los diplomas de las universidades que pueden perderse o destruirse. Éste es una especie de sello que la naturaleza, las entidades luminosas del mundo invisible imprimen en nuestro rostro, en todo nuestro cuerpo, y esta marca es tan profunda que nada ni nadie nos la pueden quitar. Y entonces, incluso los espíritus de los cuatro elementos que saben leer esta clase de diploma nos reconocen. A través del espacio, dondequiera que vayamos, son capaces de percibirlo y para ellos es la señal de que deben acogernos, protegernos y ayudarnos."
  
Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta.  Imagen: Excursión al Forau Taucau, Pirineos de Huesca, 19 agosto 2020 (cortesía de Carlos Bravo Suárez)

 

Pensamientos de agosto: conectar con la Divinidad...

"Así pues, aquí tenéis ahora un tercer punto de la moral cósmica: si queréis salir de todas vuestras dificultades y llegar a ser un creador formidable, conectar con la Divinidad para recibir de ella algunas partículas que comunicaréis después a vuestra creación, y de esta manera vuestro hijo, o vuestra obra, os superará por su belleza y su inteligencia. He aquí, queridos hermanos y hermanas, unas perspectivas increíbles, unos horizontes nuevos: saber hacer intercambios con todo lo que es superior, saber que la oración, la meditación, la contemplación, son medios de creación”.
 
Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), “Las leyes de la moral cósmica”, Tomo 12 de las Obras Comlpletas, p. 62, Editorial Prosveta. Imagen: Camino Primitivo, entre Grandas de Salime y Fonsagrada, julio 2020 (cortesía de Pedro Blas Castilla)

 

Pensamientos de agosto: vivir una vida poética

"¡Cuántos acontecimientos pueden cada día hacer que la vida os parezca pesada, sombría y sobre todo, prosaica! Pero vosotros no debéis permitir que estos acontecimientos os influyan. ¡Hay tantas posibilidades para evitar que os volváis pesados y sombríos!

Pensad en ese magnífico jardín que es el Paraíso, y decíos que vosotros sois una flor en este jardín divino, una flor con unos colores magníficos, con un perfume delicioso... ¿Qué es una flor? No sabe hablar, ni cantar, ni bailar, ni tocar ningún instrumento, solamente está ahí, con sus formas, con sus colores, con su perfume, y los más grandes artistas se extasían ante ella... Y si vosotros sabéis ser como flores, ¿por qué no iban a venir también los espíritus celestiales a maravillarse ante vosotros? Dirán: «¡Ah! ¡qué bonita flor!», y se inclinarán ante vosotros para añadir aún algún otro matiz a vuestros colores, a vuestro perfume. ¿Verdad que esta imagen puede ayudaros a resistir las cargas, las tinieblas y a vivir una vida poética?"

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos Cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: Prados de Cullivert, Pirineo de Huesca, 12 agosto 2020 (cortesía de Carlos Bravo Suárez)

 

Pensamientos de agosto: concentrar el pensamiento en el mundo divino

"La vida cotidiana de los humanos es un encadenamiento ininterrumpido de preocupaciones y de actividades que les proyectan a la periferia de su ser. Llegan exhaustos al final de la jornada, con la sensación de que en lugar de aportarles algo constructivo, esas actividades les han vaciado. ¡Cuántas veces vosotros mismos habéis experimentado esto!

Para romper este engranaje que os agota, pensad varias veces durante el día en hacer una pausa: permaneced algunos minutos en silencio, pero un silencio intenso, vivo, un silencio en el que vuestra alma y vuestro espíritu puedan concentrarse en el Creador, la Fuente de la Vida, dirigirse a ella. Ejerciendo así regularmente vuestra facultad de concentración, llegaréis a escapar, al menos por algunos instantes, a los pesares y nerviosismo de la vida cotidiana, y estaréis mejor armados para afrontar las dificultades que os esperan. Constataréis entonces cuán útil es saber desprenderos, de vez en cuando, de toda preocupación concentrando exclusivamente vuestro pensamiento en el mundo divino."

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos Cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: Puerto de la Glera, Pirineo de Huesca, 10 agosto 2020 (cortesía de Carlos Bravo Suárez)

 

Pensamientos de agosto: el idioma de la perfección...

"El silencio es el idioma de la perfección, en tanto que el ruido es la expresión de un defecto, de una anomalía, o también de una vida que está todavía desordenada, anárquica, y que necesita ser educada, elaborada. Los niños, por ejemplo, son ruidosos porque desbordan energía y vitalidad. Al contrario, las personas mayores son silenciosas. Diréis: “Desde luego, está claro, las personas mayores aman el silencio porque tienen menos fuerza, entonces el ruido les fatiga”. Ciertamente, pero puede ser también que se haya producido una evolución en ellos, y es su espíritu ahora el que les empuja a entrar en el silencio. Para revisar su vida, reflexionar, extraer lecciones, tienen necesidad de ese silencio donde se hace todo un trabajo de desapego, de simplificación, de síntesis. La búsqueda de silencio es un proceso interior que conduce a los seres hacia la luz y la verdadera comprensión de las cosas."

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos Cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: atardecer en Burgos, 9 agosto 2020 (cortesía de Justo Mármol)

 

Pensamientos de agosto: no os degradéis...


"No os degradéis con juicios triviales.
Y con una sonrisa abordad el peligro.
¿Puede algo aterrorizar bajo el escudo de M.?"

Las hojas del Jardín de Morya, I, sutra 208 (1924), Agni Yoga Society.  Imagen: Ibón de Paderna (Huesca), 4 agosto 2020 (cortesía de Carlos Bravo Suárez)

 


Página 6 de 121
  • Facebook: fundacionananta
  • YouTube:
  • Twitter: ANANTAfundacion
  • flickr Ananta

¿Quién está en línea?

Tenemos 37 invitados conectado(s)

banner vivir el morir borde gris

titulo youtube pincha
brahma kumaris 2
sintergetica para todos 2

banner mantras 2019

banner mindalia

fundacionnoticia



 
Fundación Ananta
 
 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies Ver Política de Cookies.

Acepto la politica de Cookies de este sitio.
EU Cookie Directive plugin by www.channeldigital.co.uk