Fundación Ananta

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

Pensamientos de junio: mi consultorio es la Tierra

"Pero no hay que esperar a ser un médico para ser un sanador. El sanador es cualquier hombre o mujer que sea capaz de convertirse en un canal inteligente del amor. Para él la oportunidad de sanar ocurre siempre, su consultorio es la Tierra. Sus pacientes, flores, pájaros, niños, santos o ladrones, todos los que necesitan la energía del amor”. Jorge Carvajal, “Por los caminos de la bioenergética. Un arte de curar” (1995) p. 145. Editorial Luciérnaga, 2006. Imagen: amanecer en Badalona, 8 febrero 2016 (cortesía de Carmen Torres)

Ganadores de los IV Premios Solidarios Fundación Ananta Fundación Alberto Contador

Queridos amigos de Ananta, Con mucho gusto informamos del fallo de los IV Premios Solidarios Fundación Ananta Fundación Alberto Contador, que tuvo lugar el pasado sábado 23 de septiembre.  El Jurado, formado por 12 personas, debatió sobre las 10 candidaturas de la categoría nacional y las 16 de la categoría internacional.  Los tres premiados de la categoría internacional son: Primer Premio: 5.000€ Asociación Museke (Cádiz) Comedor para menores en Rwanda    Segundo Premio: 3.750€ Fundación Dr. Clavel (Barcelona) Consolidación Unidad Neurocirugía Hospital Adama en Etio...

Coincidentes vitales (Ramiro Calle)

Es en el Mahabharata donde podemos leer que los seres somos como maderos que durante un tiempo nos encontramos en el océano de la vida carnal y luego nos separamos.  Pero esa separación, con respecto a los que llamo "coincidentes vitales", no la siento como tal, porque si como declaraba Kabir, el mar y sus olas son una unidad, ¿qué diferencia hay entre él y ellas? El cegador resplandor del misterio de la vida, eclipsa la débil luz del entendimiento ordinario. ¡Qué enigma tan grande que en millones y millones de años vayamos a coincidir en esta vida  con unas determinadas personas y...

Pensamientos de diciembre: purificar la vida, hacerla hermosa y poderosa...

"Cada día debemos trabajar por volver nuestra vida más pura, más intensa, porque es esta vida la que producirá fenómenos de la más elevada magia en los corazones, en las almas, en las inteligencias, en las entidades y las fuerzas de la naturaleza, e incluso en los objetos materiales.

¿De qué sire venir a la tierra para llevar una existencia mediocre? Comer, beber, dormir, apañárselas un poco para asegurarse la subsistencia, tener algunas aventuras pasionales de las que salimos más o menos destrozados… Qué es todo esto al lado de la eternidad de esplendor que nos espera si aprendemos esta única cosa: cómo vivir. ¿Por qué los Iniciados poseen el equilibrio, la paz, la alegría? Porque han trabajado en purificar su vida, en hacerla hermosa y poderosa. Han comprendido que la verdadera magia se encuentra en la vida, y en ninguna otra parte. No hay magia más elevada que poder vivir e infundir la vida divina, animar a los seres, estimularles, exaltarles, resucitarles."

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86). Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: atardecer en Punta Umbría, Huelva, 26 diciembre 2017 (cortesía de Marta Sierra)

Pensamientos de diciembre: descubrimos la alegría extraordinaria de sentirnos unidos con todo el universo…

"¿Qué hacemos en Navidad? La unión del alma y del espíritu. El alma y el espíritu se unen para traer al mundo una semilla que es el punto de partida en nosotros de una nueva conciencia. Esta conciencia se manifiesta como una luz interior que expulsa las tinieblas… como un calor tan intenso que, aunque el mundo entero nos abandone, nunca nos sentiremos solos… como una vida abundante que hacemos fluir por cualquier lugar por donde pasemos. Esta conciencia se acompaña de un flujo de energías puras que nos incitan a trabajar para la llegada del Reino de Dios. En este trabajo descubrimos la alegría extraordinaria de sentirnos unidos con todo el universo, con todas las almas evolucionadas, de formar parte de esta inmensidad, y tenemos la certeza de que nada ni nadie pude quitarnos esta alegría.

En la India, a este estado se le llama conciencia búdica. Los cristianos lo denominan el nacimiento de Cristo."

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86). Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: Punta Umbría, Huelva, 24 diciembre 2017 (cortesía de Marta Sierra)

Pensamientos de diciembre: buscar lo infinito

"Lo magnífico de la ciencia de los sabios y de los Iniciados, es que ofrece unas perspectivas infinitas. Nunca llegaremos a la meta. Sí, lo exaltante es esto: saber que siempre habrá algo por descubrir, algo por realizar. Algunos, por el contrario, dicen: «¡Es tan largo!... ¡tardan tanto los resultados!... abandono...» Y escogen una meta que puedan alcanzar en unos años. La alcanzan, en efecto, y están contentos porque han acabado obteniendo lo que deseaban. Pero, ¡cómo no se dan cuenta de que, de alguna manera, ellos también están «acabados», porque se lanzaron en busca de algo acabado!

Sólo aquéllos que han comprendido que hay que buscar lo infinito, lo ilimitado, lo que está más allá del tiempo y del espacio, seguirán sintiéndose siempre vivos, porque la vida verdadera es la inmensidad, la eternidad. No os refugiéis pues en aquello que es accesible, limitado: abrazad lo infinito y vuestro gozo será también infinito. Será la luz, la fuerza y la plenitud de todo vuestro ser."

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86). Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: Bogdo Ula, pintura de Nicholas Roerich (1927)

Pensamientos de diciembre: un alimento para su alma y su espíritu ...

"Evidentemente, no es reprochable manifestar interés y comprensión por las diversas formas de espiritualidad. Lo que es peligroso, es dispersarse, es no escoger nunca un método de trabajo interior y mantenerlo. La cuestión no es tampoco saber si es necesario ser católico, protestante, ortodoxo, musulmán, budista, taoísta, o nada de todo esto. La cuestión – y ésta se plantea a cada uno, creyente o no creyente– es detenerse en ciertas verdades esenciales y esforzarse en ponerlas en práctica.

Hay que comprender que la espiritualidad no es una disciplina optativa que podemos escoger practicar o no, como se hace con los idiomas extranjeros, el arte, el deporte, etc. Dada la estructura del ser humano, la espiritualidad es para él una necesidad vital, y mientras no tome conciencia de esta necesidad, se entregará a actividades inútiles e incluso peligrosas para él y para los demás. Tal como está construido, el ser humano tiene una necesidad esencial de encontrar un alimento para su alma y su espíritu, y de alimentarse todos los días."

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86). Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: pintura de Nicholas Roerich: St. Pantelemon the Healer (1932)

Pensamientos de diciembre: discernimiento, humildad

"Para no caer en las trampas que la vida nos tiende inevitablemente en uno u otro momento, debemos desarrollar dos cualidades: el discernimiento y la humildad. El discernimiento es una cualidad del intelecto, y la humildad una cualidad del corazón.

El discernimiento nos permite distinguir en toda circunstancia lo verdadero de lo falso, la realidad de las apariencias; nos indica la dirección a seguir y los pasos en falso a evitar, nos protege de los errores y de las ilusiones. En cuanto a la humildad, que es una cualidad tan descuidada, despreciada incluso, sólo podemos medir su valor si comprendemos que la actitud opuesta, el orgullo, es peligroso. El orgullo cierra al hombre al mundo espiritual, corta las corrientes que le aportan el agua viva del Cielo. Por eso, al mismo tiempo que debemos cultivar el discernimiento que nos indica el camino a seguir, es indispensable también cultivar la humildad que nos abre a las corrientes de arriba, porque estas corrientes son recursos que nos sostienen en todos los caminos de la vida."

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86). Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: pintura de Nicholas Roerich: Philosopher. Silence (1940)

Pensamientos de diciembre: la ingratitud y el descontento constantes son señal de falta de inteligencia

"El día que los humanos aprendan a comparar las pequeñas contrariedades de la existencia y todos los bienes que la Providencia les ha ampliamente distribuido, no podrán sentir más que gratitud. Hasta entonces, continuarán atormentándose comparando lo poco que poseen, digamos, con todo lo que poseen los demás, según ellos más privilegiados. Pues bien, éstas son unas comparaciones muy malas.

Si tenéis una necesidad imperiosa de hacer comparaciones entre vosotros y los demás, ¿por qué no veis todas las ventajas que poseéis, mientras tantos seres humanos en el mundo deben sufrir persecuciones, guerras, epidemias y hambre? La ingratitud y el descontento constantes son señal de falta de inteligencia; en lugar de tener conciencia de las bendiciones con las que el Cielo les colma, ¿por qué tanta gente sólo ve por todas partes motivos para ser desgraciados?"

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86). Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: ciudadela de Jaca, 16 diciembre 2017



Página 4 de 502
  • Facebook: fundacionananta
  • YouTube:
  • Twitter: ANANTAfundacion
  • flickr Ananta

¿Quién está en línea?

Tenemos 145 invitados conectado(s)

causas solidarias

bannerweb premios solidarios ok

banner festivalmantras 2017

banner mindalia

fundacionnoticia



 
Fundación Ananta - Eibar 6, 28023 Madrid - NIF: G-84155076
 
 
Joomla extensions by Siteground Hosting