Fundación Ananta

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

Pensamientos de junio: mi consultorio es la Tierra

"Pero no hay que esperar a ser un médico para ser un sanador. El sanador es cualquier hombre o mujer que sea capaz de convertirse en un canal inteligente del amor. Para él la oportunidad de sanar ocurre siempre, su consultorio es la Tierra. Sus pacientes, flores, pájaros, niños, santos o ladrones, todos los que necesitan la energía del amor”. Jorge Carvajal, “Por los caminos de la bioenergética. Un arte de curar” (1995) p. 145. Editorial Luciérnaga, 2006. Imagen: amanecer en Badalona, 8 febrero 2016 (cortesía de Carmen Torres)

Ganadores de los IV Premios Solidarios Fundación Ananta Fundación Alberto Contador

Queridos amigos de Ananta, Con mucho gusto informamos del fallo de los IV Premios Solidarios Fundación Ananta Fundación Alberto Contador, que tuvo lugar el pasado sábado 23 de septiembre.  El Jurado, formado por 12 personas, debatió sobre las 10 candidaturas de la categoría nacional y las 16 de la categoría internacional.  Los tres premiados de la categoría internacional son: Primer Premio: 5.000€ Asociación Museke (Cádiz) Comedor para menores en Rwanda    Segundo Premio: 3.750€ Fundación Dr. Clavel (Barcelona) Consolidación Unidad Neurocirugía Hospital Adama en Etio...

Coincidentes vitales (Ramiro Calle)

Es en el Mahabharata donde podemos leer que los seres somos como maderos que durante un tiempo nos encontramos en el océano de la vida carnal y luego nos separamos.  Pero esa separación, con respecto a los que llamo "coincidentes vitales", no la siento como tal, porque si como declaraba Kabir, el mar y sus olas son una unidad, ¿qué diferencia hay entre él y ellas? El cegador resplandor del misterio de la vida, eclipsa la débil luz del entendimiento ordinario. ¡Qué enigma tan grande que en millones y millones de años vayamos a coincidir en esta vida  con unas determinadas personas y...

Pensamientos de enero: cada gesto es mágico

"Cada gesto es mágico. Entonces, cuando encontréis a alguien por la mañana, no le deis los buenos días con un recipiente vacío, porque sin quererlo, sin saberlo, estáis tratando de desearle el vacío, la pobreza, el fracaso para todo el día. Diréis: "Pero esto no tiene ninguna importancia, en el mundo la gente no presta atención a estas cosas." Si la gente es inconsciente, ¿es ello una razón para imitarla? Que actúen como quieran, pero nosotros, aquí, en donde aprendemos las leyes de la nueva vida, debemos acostumbrarnos a ser conscientes de todas las cosas. Por lo tanto, cuando por la mañana...

+ Consciencia 13 abril 2018 con Emilio Carrillo

Queridos amigos de Ananta,   Dentro del ciclo de conferencias +Consciencia, que promovemos conjuntamente Ecocentro y Fundación Ananta, nos es muy grato anunciar la conferencia de Emilio Carrillo “DE la transformación interna a la externa” que DM tendrá lugar el viernes 13 de abril de 2018, entre las 18 y las 21 horas, en el Colegio Calasancio de Madrid (Conde de Peñalver 51).   La contribución-entrada para cubrir los gastos es de ocho euros, y las entradas están disponibles en Ecocentro (Esquilache 2-12, 28003 Madrid).  Como en anteriores ocasiones, Emilio Carrillo no cobra i...

Día de la Tierra, 22 de Abril (19-3-07)

José Díaz:" La felicidad está ligada a la calma de nuestra mente" (15-3-07)

Entrevista al coordinador de la ONG Educa Nepal*

Lo ha dejado todo por encender sonrisas en las colinas lejanas, de un país remoto, al otro lado del mundo. Ha abandonado su vida cómoda de profesor de inglés en las Palmas de Gran Canaria, para entregarse por entero a los hijos de los más desposeídos, los campesinos sin tierra en el distrito de Makwanpur, al sur de Kathamandú.



A decir por la enorme sonrisa que él también lleva permanentemente encendida, la decisión no le ha pesado. Vive por y para alfabetizar a los niños de los intocables, para quitarles el martillo esclavizante con el que los explotan al obligarles a golpear y partir las mil y una piedras cada día. Vive convenciendo a los padres de que la escuela les priva del salario de unos puñados de arroz, pero da horizonte y futuro a sus hijos. Vive animando a los campesinos para que no cedan ante las mafias que, a cambio de cuatro rupias, quieren llevarse a sus hijas, aún niñas, para colocarlas a las puertas de los lupanares de la India.

El compromiso le ha llevado a una inmersión total en el medio. Habla el idioma local y no le hace ascos a lo de comer su diario arroz, lentejas y salsa picante con los dedos. Camina despacio, siempre a pie, la veredas que separan una escuela de la otra. Sirve y al mismo tiempo disfruta de la paz exuberante que le regala una naturaleza apenas alterada.
Puestos a dar, no se queda con nada, ni siquiera con la intimidad de su propia vivienda. En un alarde de renuncias, vive bajo el mismo techo de una familia campesina, en una habitación que le ceden.

Ha vuelto a las Islas a la búsqueda de fondos para lápices, cuadernos, pupitres...para su gente. En una terraza de la Plaza de San Telmo de la capital grancanaria, en una cálida noche otoñal, nos vuelca toda su apasionante y generosa aventura.

Fundación Ananta: Seis años en Nepal, seis años de renuncias. Háblanos del desapego…
José Díaz: No he renunciado a nada. Haber tenido la oportunidad de conocer Nepal y convivir con sus gentes ha sido un regalo. Sí es verdad que he prescindido de la seguridad de un trabajo en Occidente, pero ha sido una elección libre. El apego no creo que dependa tanto de dónde estamos, sino de a lo que nos aferramos.

FA: ¿Qué echa en falta José, cuando al cabo de una intensa jornada, retorna a su choza?
JD: Poder compartir mis vivencias y sentimientos con alguien que sepa de dónde vengo. Es algo en lo que a veces pienso cuando sobreviene alguna frustración al trabajar en una cultura tan distinta a la nuestra. A nivel local tengo muchísimas amistades, me siento muy a gusto, pero no puedo profundizar.

FA: ¿Comer todos los días con los dedos, dormir en un catre, ducharte con un cubo… no acaba a la postre mermando resistencias?
JD: Para nada, disfruto de todo eso. Es parte de la aventura y me hace sentirme más vivo, más en contacto conmigo mismo, mis sentimientos y la naturaleza. Fregar con tierra y cenizas, pisar el suelo de barro, escuchar las rana, los grillos…; disfrutar la orquesta sinfónica que ameniza las noches es un sueño hecho realidad.

FA: ¿Hay algo que aún te retenga en esta parte del mundo?
JD: Intento seguir mi corazón, canalizar mis inquietudes en la dirección que intuya en cada momento. Al igual que cuando tomé la decisión de ir al Nepal.
JD: Me gusta volver a casa, ver a mi gente. A medida que pasan los años, me cuesta más estar lejos de la familia, pues mis padres se hacen mayores y a veces me pregunto si no debiera estar más cerca.

FA: ¿Cuesta mucho encender la sonrisa de los niños nepalís?
JD: La sonrisa es de las cosas más bonitas que me rodean allá. Cuando un niño sonríe trasmite paz, inocencia, pureza, ingenuidad… Observar esas sonrisas es mi gasolina, quizás porque me gustaría recuperar la inocencia que he perdido con los años. ¡Es triste lo rápido que olvidamos aquí esa sonrisa!

FA: El Maestro Krisnhamurti te acompaña en tu itinerario vital… ¿Te ha sido de ayuda al encarar la difícil realidad de las aulas en las montañas del Nepal?
JD: Krisnhamurti fue un descubrimiento maravilloso que cayó en mis manos por casualidad. Puso en mí la responsabilidad de buscar las respuestas, de observarme, de conocerme.

FA: ¿Desde esas aulas en los países de desarrollo, podemos cambiar el mundo?
JD: No es mi meta cambiar el mundo. Creo que el mundo cambia a medida que cambiamos nosotros y ese sí es mi objetivo: intentar ser consciente de cada acción, sentimiento o palabra. Disfruto cada vez más con las cosas más simples. Si eso se contagia seguramente será positivo.
Creo que es Occidente quien necesita un buen examen, una buena revisión. Es preciso evaluar todo lo que el progreso se ha llevado consigo. Es preciso empezar a vivir de verdad.
El Nepal rural y sus gentes son todo un ejemplo de humildad, paz, serenidad... Cada vez estoy más convencido de que nuestra felicidad está íntimamente ligada a la calma que haya en nuestra mente, pero no en un ratito de meditación, sino a lo largo de todo el día.

FA: ¿Cómo se os puede ayudar?
JD: Cubrimos necesidades básicas. Trabajamos con familias que no tienen tierras, ni ganado. Nuestra labor se centra, por un lado, en el desarrollo de proyectos para la generación de recursos para las familias pobres, y por otro, nos empleamos en la escolarización de niños. Esto se concreta en la adquisición de cabras, tierras, semillas, material escolar…, en la creación de canales de riego. Vamos ampliando el área de actuación según generamos ingresos en España.

FA: ¿Cuántas cosas puedes hacer allí con un puñado de euros?
JD: Con dos céntimos, un lápiz; con diez céntimos, una libreta; con alrededor de treinta euros, una cabra; con dos mil euros quinientos, metros cuadrados de tierra fértil…
FA: ¿Es tópico o es realidad el que “todo lo da quien apenas tiene”?
No creo en las generalidades, pero observo que la avaricia y las posesiones innecesarias van mermando la humildad, la inocencia y la capacidad de amar.

FA: ¿Hasta cuándo en Nepal?
JD: No sé, dejemos que el corazón o la vida misma decidan. Es una
responsabilidad muy grande la que he asumido y no me veo por ahora desligado del Nepal

FA: ¿Cuál es el mayor regalo que te ha concedido el Nepal y sus niños? ¿Y la mayor enseñanza?
JD: El mayor regalo es la sonrisa de los niños. La mejor enseñanza el haberme dado cuenta de que mi felicidad está en función de la paz que logre en mi mente.

FA: ¿Cómo ves el primer mundo desde las colinas de ese país perdido?
JD: Cuando vengo me cuesta encajar. Son dos culturas muy distintas. Es como ir de un pueblo perdido en la montaña hace cincuenta años al Madrid actual.
JD: Observo el primer mundo triste, perdido en el consumo, generando violencia… Cada quien reparando sobre todo en su seguridad y en su placer, pero también es cierto que cada vez hay más personas que se van dando cuenta del engaño de esa falsa felicidad momentánea y que se abren al mundo sin miedo, ni caretas.

FA: ¿Tiene solución este injusto mundo?
JD: La solución pasa por cada individuo, la manera en que se relaciona consigo mismo, con los demás y con el medio que nos rodea.

¡Buena estrella te guíe, amigo!


* www.educanepal.org
607517399 y Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Donaciones: Caja Madrid 20389009466000180967

La Redacción

Alfonso Roldán nos comparte su fe en el futuro del máximo organismo internacional (14-3-07)

Carta abierta a De Juana Chaos (5-3-07)

El diálogo entre religiosidad tradicional y nuevos movimientos espirituales eje principal del Foro Espiritual Estella 07 (9-2-07)

El evento contó en su primera edición con el apoyo económico de Fundación Ananta

El Foro Espiritual de Estella nace del convencimiento de que en un tiempo de pluralismo religioso y cultural como el nuestro, el diálogo entre las diferentes tradiciones religiosas y espirituales constituye un valor en sí mismo y un cambio profundo en las relaciones mutuas entre dichas tradiciones. Supone además un factor decisivo para el establecimiento de una convivencia social justa y pacífica.


Explorar los aspectos comunes y las virtuales diferencias entre las religiones institucionalizadas y los nuevos movimientos espirituales constituye el tema de fondo del Foro Espiritual de Estella, que tendrá lugar entre los días 28 de Junio y 1 de Junio del próximo año. Posibilitar un espacio de encuentro entre la espiritualidad que ha predominado hasta el presente, ligada a la cultura y a las instituciones tradicionales, y la espiritualidad que emerge en nuestros días, libre de vínculos institucionales, basada en una experiencia de orden personal e íntimo, sin ningún tipo de tutelas, es el objetivo que se han marcado los organizadores de cara a esta segunda edición del Foro.
Este debate se articulará mediante una serie de mesas redondas que tendrán lugar en la sala principal del Cine de los Llanos el viernes y sábado por la tarde. Durante las mañanas ese mismo escenario será testigo del diálogo entre los representantes de las diferentes comunidades espirituales y religiosas que se entablará en torno a tres cuestiones: “Caminos de mística”, “Caminos de compromiso humano” y “Caminos de Tierra” (Espiritualidad y amor a la Tierra).
Los organizadores pretenden reeditar el mismo espíritu abierto, participativo y vivencial que presidió la primera edición, si bien con un número de actividades menor y con duración más corta del evento. Es decir en esta nueva edición, el Paseo de los Llanos volverá a cobrar gran importancia como punto de encuentro y comunión en medio de una naturaleza exuberante. Allí se repetirán las prácticas espirituales matutinas, las ceremonias de apertura y clausura, la ceremonia por la paz, las danzas sagradas universales…

Aquí puedes visionar un resumen de 10 minutos del DVD de dos horas sobre la anterior edición:



Mas información : www.foroespiritual.org

La Redacción
Fundación Ananta

“El debate ha terminado, es la hora de actuar” (8-2-07)

Un pragmático Al Gore llama desde Madrid a sumar esfuerzos en contra del cambio climático

“La Tierra está en peligro, pero tenemos todo lo necesario para salvarla, a excepción de la voluntad política, pero esta es un recurso renovable”, con estas palabras concluía su presentación el ex vicepresidente de los EEUU, Al Gore, en el arranque del I Encuentro de Energía, Municipio y Calentamiento Global, que el 7 y 8 de Febrero tuvo lugar en Madrid.

La gran variedad de un público, que superó las mil quinientas de personas, evidenció que este serio problema ambiental es capaz de concitar administración política sin distinción de colores, empresa y universidad, amén de organizaciones ecologistas.

En su presentación con el apoyo de gran pantalla, Al Gore demostró talento y tablas de líder global, capaz de contagiar entusiasmo por las causas justas. Subrayó el significado de “oportunidad” que encierra la palabra “crisis” y no ahorró ideas en la búsqueda de soluciones. Carisma, poder de comunicación y entrega cívica, se conjuntaron para terminar de convencer a una audiencia ya ganada de antemano, de que es finalizado el tiempo del debate en torno al cambio climático y ha llegado el de las responsabilidades colectivas y las actuaciones.

Profusión de gráficos y datos y argumentos científicos certificaron la gravedad del problema y dieron paso a una fuerte inyección de estímulo: “Es el momento en que si te comprometes con algo, la Providencia también se mueve. Es el momento de actuar so pena que nuestros hijos nos pregunten por qué nos quedamos dormidos. He aquí el gran reto moral que tenemos por delante”.

La desertización, deshielo, sequías, inundaciones, nuevas enfermedades, extinción de especies... son los temas fue abordando el conferencista de honor. Atrás quedaba una larga hora de impactante presentación multimedia; atrás las imágenes de los glaciales hundiéndose, las montañas privadas de blanco; atrás imágenes desoladoras de los osos errantes, las aves despistadas, las especies que nos dejan; atrás el desfile de calamidades, los números tan alarmantes como irrefutables; las estadísticas demostrando que nos encontramos ante el mayor problema que jamás haya afrontado la humanidad.

Con su “show” bien construido, espectacular y desolador a un mismo tiempo, con sus sucesión de “incómodas verdades”, Al Gore hunde a la audiencia, pero después con más coraje aún la resucita. Con poderío sobre el tablado, armonía en los gestos, el líder medioambiental gana adeptos para esta cruzada planetaria. “El ahora o nunca” de quien con unos pocos votos de más se hubiera hecho con la presidencia estadounidense, se deja sentir en el graderío como reto inaplazable.

Su enorme cuerpo, su verbo potente, su gesticulación armonizada, su espíritu convencido… va devolviendo la esperanza a los presentes, al dar por agotado la era del pesimismo. Su emplazamiento es en realidad para toda una generación: "Tenemos que preguntarnos cómo queremos que nos recuerde la historia. Si como los que fallamos y destruimos el planeta o como quienes tuvimos el valor para hacer cambios difíciles."

Tras insistir en que la lucha contra el calentamiento global es un empeño que debe reunir a todas las banderas políticas, llega el guiño a nuestro país: “España puede liderar la lucha contra el cambio climático en Europa”. Con el Encuentro de Energía, Municipio y Calentamiento Global, Madrid ya ha dado los primeros pasos en ese sentido.

La Redacción
Fundación Ananta


El calentamiento global del planeta es un problema global con repercusiones locales

El dióxido de carbono y otros gases calientan la superficie de nuestro planeta
de forma natural, y de esa manera parte del calor solar queda atrapado en la
atmósfera. Este fenómeno es positivo porque permite que la Tierra sea
habitable. Sin embargo, quemando combustibles fósiles -como carbón, gas o
aceite-, y deforestando, hemos incrementado dramáticamente la cantidad de
CO2 en la atmósfera, por lo que las temperaturas están aumentando.

La inmensa mayoría de científicos afirma que el calentamiento global es un
fenómeno real, que ya está ocurriendo y que es el resultado de la actividad del
hombre y no un fenómeno natural. Las pruebas son apabullantes e innegables.

Sin duda podemos solucionar este problema. De hecho, tenemos la obligación
moral de hacerlo. Pequeños cambios en nuestra rutina diaria pueden significar,
sumados, diferencias enormes para detener el calentamiento global. Todos
tenemos una responsabilidad y una oportunidad de actuar; en especial las
administraciones locales por su cercanía al ciudadano y el impacto de sus
decisiones. El momento de unirnos para solucionar el problema es AHORA.


Breve historia del calentamiento global

A finales del siglo XIX, finalizó una etapa de 400 años conocida como “pequeña
glaciación”, tras la cual comenzaron a elevarse las temperaturas. El químico
sueco, Svante Arrhenius, postuló entonces por primera vez la hipótesis de que
los incrementos o descensos en concentraciones de gases de efecto
invernadero podrían influir en las variaciones de las temperaturas, en un intento
de explicar las eras glaciales.

En aquel momento, sus coetáneos rechazaron radicalmente esta teoría y, aún
hoy, las tesis que defienden la actividad humana como principal causa del
calentamiento global han encontrado críticos, que argumentan que no está
demostrado que el incremento de las temperaturas vaya a continuar
produciéndose en el futuro.

Lo cierto es que los modelos climáticos más recientes muestran que el
calentamiento producido entre 1975 y 2000 es en gran medida antropogénico y
que es probable que continúe si no se empieza a controlar el problema, cuya
principal causa es la emisión de gases de efecto invernadero. De continuar con
las tendencias presentes, en los próximos 300 años se emitirá la misma
cantidad de carbono que en los últimos diez milenios.

Actualmente estamos presenciando algunos de los cambios provocados por el
aumento de las temperaturas. La disminución de la capa de nieve y los
cambios meteorológicos pueden influir en las actividades humanas y en los
ecosistemas, obligando a algunas especies a emigrar de sus hábitat para evitar
su extinción. Por otro lado, la elevación del nivel de los mares entre 1 y 2
centímetros por decenio, podría provocar un aumento de 125 metros en los
próximos cien años. Teniendo en cuenta que con un aumento de 6 metros,
Londres y Nueva York se inundarían, las consecuencias serían devastadoras.

Los científicos opinan que, para poder evitar el serio impacto que tendría el
daño medioambiental causado, las emisiones de CO2 deberían reducirse
inmediatamente, a pesar del coste económico que algunos dicen supondrá
para las naciones altamente industrializadas. Varios economistas, sin embargo,
han asegurado que mientras que el cambio climático produciría reducciones del
20% en el crecimiento económico mundial, tomar las medidas devitarlo no sobrepasaría un 1% .


10 cosas que puedes hacer
para frenar el calentamiento global


• Cambia las bombillas: Reemplazar una bombilla tradicional por una de
bajo consumo ahorra más de 45 kilos de dióxido de carbono al año.

• Conduce menos: Anda, monta en bicicleta, utiliza medios de transporte
públicos. Ahorrarás 30 gramos de CO2 por cada 4 km y medio que no
conduzcas.

• Recicla: Puedes ahorrar más de 730 kilos de dióxido de carbono al año al
reciclar únicamente la mitad de la basura que se produce en casa.

• Revisa los neumáticos: Un correcto mantenimiento del inflado de los
neumáticos puede reducir el gasto de combustible en más de un 3%. El
ahorro de 4 litros de gasolina evita que 6 kilos de CO2 salgan a la
atmósfera.

• No uses tanta agua caliente: Es necesaria una gran cantidad de energía
para calentar agua. Instala un regulador de caudal del agua en la ducha y
evitarás la emisión de más de 100 kilos de CO2 al año. Lava con agua fría o
tibia y ahorrarás 150 kilos de dióxido de carbono.

• Evita comprar productos con mucho embalaje: Puedes evitar la emisión
de 1.100 kilos de CO2 si reduces tu basura en un 10%.

• Ajusta el termostato: La oscilación de 2 grados en invierno y en verano
ahorra más de 600 kilos de dióxido de carbono en un solo año.

• Planta un árbol: Un solo árbol absorbe una tonelada de CO2 durante toda
su vida.

• Apaga los dispositivos electrónicos: Sólo con apagar la televisión, el
DVD o el ordenador cuando no estén en uso evitarás que miles de kilos de
CO2 salgan a la atmósfera.


Fuente : Futurastudio


Página 493 de 505
  • Facebook: fundacionananta
  • YouTube:
  • Twitter: ANANTAfundacion
  • flickr Ananta

¿Quién está en línea?

Tenemos 129 invitados conectado(s)

causas solidarias

bannerweb premios solidarios ok

banner festivalmantras 2017

banner mindalia

fundacionnoticia



 
Fundación Ananta - Eibar 6, 28023 Madrid - NIF: G-84155076
 
 
Joomla extensions by Siteground Hosting