Fundación Ananta

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

Reencarnación y karma en las enseñanzas de Jesús

Nos parece importante hablar de la ley del renacimiento (reencarnación) y de la ley del karma (causa-efecto). Adjuntamos un capítulo del Evangelio Acuario de Jesús el Cristo en el que Jesús, a partir del sutra 43, habla sobra la ley de la causa y efecto y establece la relación entre ambos en un espacio temporal que abarca muchas vidas. Este “Evangelio Acuario de Jesús el Cristo”, escrito por Downing Levi a principios del siglo XX, es uno de los considerados apócrifos. En Wikipedia hay buena información al respecto. Circulan varias ediciones en castellano. En particular la de la Editorial ...

Pensamientos de junio: mi consultorio es la Tierra

"Pero no hay que esperar a ser un médico para ser un sanador. El sanador es cualquier hombre o mujer que sea capaz de convertirse en un canal inteligente del amor. Para él la oportunidad de sanar ocurre siempre, su consultorio es la Tierra. Sus pacientes, flores, pájaros, niños, santos o ladrones, todos los que necesitan la energía del amor”. Jorge Carvajal, “Por los caminos de la bioenergética. Un arte de curar” (1995) p. 145. Editorial Luciérnaga, 2006. Imagen: amanecer en Badalona, 8 febrero 2016 (cortesía de Carmen Torres)

Ganadores de los IV Premios Solidarios Fundación Ananta Fundación Alberto Contador

Queridos amigos de Ananta, Con mucho gusto informamos del fallo de los IV Premios Solidarios Fundación Ananta Fundación Alberto Contador, que tuvo lugar el pasado sábado 23 de septiembre.  El Jurado, formado por 12 personas, debatió sobre las 10 candidaturas de la categoría nacional y las 16 de la categoría internacional.  Los tres premiados de la categoría internacional son: Primer Premio: 5.000€ Asociación Museke (Cádiz) Comedor para menores en Rwanda    Segundo Premio: 3.750€ Fundación Dr. Clavel (Barcelona) Consolidación Unidad Neurocirugía Hospital Adama en Etio...

Las últimas trincheras (18-XII-05)

Altas vallas o anchos corazones (23-XI-05)

Sueños y brasas (10-XI-05)

A propósito de la revuelta en los suburbios franceses

Lo sencillo es practicar “tierra quemada”, lo difícil construir otra tierra, otros barrios, otra periferia… Lo sencillo es destruir este mundo, lo titánico es ponerse a levantar otro, sobre unas bases más justas y solidarias. Cualquier comparación de la revuelta actual con Mayo del 68 es desafortunada. No comparemos sueños con brasas, primaveras con otoños. No conviene equiparar movimientos que crean con los que destruyen.

El fuego no descarrila la historia. El asfalto es duro, pero las cenizas no liberan. La situación en los suburbios franceses puede ser límite, mas las llamas no emancipan.
Lo sencillo es dar rienda suelta a la rabia, emprenderla contra los vehículos que duermen aparcados; lo complicado es caminar ese mismo coraje en un sentido más positivo y creativo, ofrecer alternativas y propuestas. Lo sencillo es practicar “tierra quemada”, lo difícil construir otra tierra, otros barrios, otra periferia… Lo sencillo es destruir este mundo, lo titánico es ponerse a levantar otro, sobre unas bases más justas y solidarias.

Cualquier comparación de la revuelta actual con Mayo del 68 es desafortunada. No comparemos sueños con brasas, primaveras con otoños. No conviene equiparar movimientos que crean con los que destruyen.

Entonces era la imaginación la que se postulaba para el poder, ahora son llamas al asalto de todo. Entonces los muros se coloreaban, ahora se humean. Entonces era conquista de imposibles, ahora basta prender un mechero. Entonces “playas bajo los adoquines”, perfume de flores en las bayonetas…, ahora paisaje de hoguera, hedor de petróleo…

Es difícil encontrar sentido de progreso a la quema masiva de coches y edificios públicos en el país vecino. No es preciso alarde de imaginación para levantar piras de llamas, hace falta algo más para alumbrar el mañana.

Bañe los guetos el aire fresco, no el fuego insaciable. Antorchas que clareen, no hogueras que arrasen, urge nuestro mundo. Arde algo de Paris. Sus cenizas son en buena parte las de nuestra civilización. Son llamas prematuras, pues el recambio no está preparado y los pirómanos no han soltado palabra, ni esbozado aurora. Por lo demás, el otro “mundo posible” no soporta cemento de rencor, otra pasta más duradera ha de ensamblar sus piezas diamantinas.
El geto puede tener llave por fuera, pero también por dentro. Salten todas las cerraduras. Alto a la marginación que cierra caminos y alimenta iras, alto a las llamas que calcinan y no iluminan.

La Redacción

Defienden la vida (30-X-05)

A propósito del despliegue de la OTAN en la Cachemira pakistaní

Con las tareas humanitarias, los ejércitos han hallado ubicación y cometido en nuestros días. Los operativos de paz y de socorro han dado legitimidad y razón de ser a unas Fuerzas Armadas tan cuestionadas a lo largo de la historia en general y de la nuestra en particular.

Un mundo tan cambiante nos invita a repensarlo a cada momento. Lo que ayer formaba parte de nuestros más firmes postulados, hoy puede demandar urgente revisión. Acercarnos con fina mirada a un presente sorpresivo, acelerado, global…, a menudo implica el esfuerzo de superar estancamientos del pasado.

Hay noticias que nos obligan a volver sobre nuestros pasos, rehacer visiones, recomponer ideas, remontar otras atalayas sobre el mundo. Somos fruto de cada momento y a menudo se nos puede antojar ajena una mirada que sostuviéramos ayer. Cada vez más complejas realidades nos empujan a abandonar pretéritos simplismos.

Nos construimos día a día y las circunstancias no son extrañas a esa constante renuncia y modelación de nuestra mirada. Estas circunstancias condicionan, en muy buena medida, nuestra forma de interpretar el mundo y sus avatares. Cuando ellas cambian, afrontamos el apremio de aplicar a la realidad una visión diferente, so pena de caducidad y anclaje, so pena de perder el tren de los tiempos.
La vida colectiva da muchas vueltas y nosotros hemos de estar dispuestos a bailar con ella, a no perder el paso. Hay noticias que nos invitan a una especial reflexión: la OTAN se emplea por primera vez en una gran misión humanitaria.
Tras el terremoto que sacudió la región de Cachermira el pasado 8 de Octubre en las zonas remotas del Himalaya, tres millones de personas se han quedado aisladas y sufren bajas temperaturas.

El invierno se torna terrible amenaza en las estribaciones de las más altas montañas de la tierra. Se hace preciso llevar alimento, mantas, tiendas de campaña, estufas…en ingentes cantidades a aldeas remotas e inaccesibles. Si no llegan a los afectados con rapidez, el número de muertos se multiplicará en Pakistán.

Las ONG’s no pueden con una empresa humanitaria de esa magnitud, no están preparadas para semejante operativo. Carecen de medios para establecer tan urgente puente aéreo humanitario. Sólo una alianza militar está en condiciones de garantizar la vida de tantos damnificados, sólo los ejércitos pueden llevar esperanza a esas remotas montañas.

Cientos de miles de pakistaníes, ahora en peligro, pueden ser salvadas por la Alianza Atántica. Ellos socorrerán con sus potentes helicópteros a las mujeres, los hombres y los niños que no bajan sus ojos del cielo. Difícilmente olvidarán la estrella de la OTAN en la chapa de los vehículos que les sacaron del infierno.

Se podrá argüir que la operación representa lavado de imagen, sin embargo en algún momento era preciso comenzar con la transformación necesaria. ¿Quién está en condiciones de juzgar si el cambio viene de la epidermis o del corazón? En el presente caso, dudar de la buena voluntad de la gran entente militar supone asumir la condena a muerte de innumerables campesinos pakistaníes.

La implicación de la OTAN en tan grande operativo humanitario nos obliga a revisar nuestra opinión con respecto a la mayor alianza militar de todos los tiempos. Estos hechos evidencian que vale más emplearse en ganar conciencias, que en tumbar estructuras. No se trataría tanto de derrotar organizaciones, sino de conquistar corazones. El pronto despliegue de 1.000 soldados de la Alianza en los Himalayas de Pakistán nos invita también a otra consideración con respecto al papel de los ejércitos en el siglo XXI.

En estos tiempos que vivimos de catástrofes de grandes magnitudes, las fuerzas armadas se revelan de una utilidad incontestable. Paradojas de la historia: las estructuras que nacieron para la guerra, son ahora, en alguna medida también, salvaguarda de paz, esperanza de vida. A nosotros nos toca abrirnos a esta evidencia, aceptar y agradecer estas paradojas.
La vida es el valor supremo y en circunstancias como las que se viven en Cachemira, sólo los militares y sus medios están condiciones de salvaguardarla. Las grandes estructuras están compuestas por humanos también susceptibles de evolución. No procede combatirlas. Mutan al ritmo del cambio de quienes las componen.

Con las tareas humanitarias, los ejércitos han hallado ubicación y cometido en nuestros días. Los operativos de paz y de socorro han dado legitimidad y razón de ser a unas Fuerzas Armadas tan cuestionadas a lo largo de la historia en general y de la nuestra en particular. Su descomunal presupuesto comienza a tener alguna justificación: mayormente alientan vida, ya no la callan.
Cada vez la tierra es más de todos y nosotros somos también más de todas partes. Cada vez hay menos territorios que defender y los ejércitos y sus alianzas cobran más razón de ser para llevar consuelo en situaciones extremas, alivio en medio del fatalidad y ya no más muerte y dolor. Cada vez sirven más para paliar los desastres humanitarios y menos para causarlos.

Las armas comienzan a ser “arados” de una nueva y más fraterna tierra. ¡Tornen poco a poco las maquinarias de guerra en garantes de vida y de paz! Remonten los helicópteros las alturas del Himalaya, llenen sus panzas de heridos y hambrientos, no más de bombas, hierro y metralla.

La Redacción

El Monte Kailas

Fundación Ananta con Brian Weiss

Aprovechando su gira española en la que presentó su último libro

Cuestiones como vidas pasadas, la reencarnación, el potencial sanador de la regresión... estuvieron presentes en la larga entrevista que Brian Weiss tuvo a bien concedernos el pasado 15 de Septiembre. En breve podremos ofrecer a nuestros lectores la transcripción de tan intensa y esclarecedora conversación

El autor de "Muchas vidas, muchos maestros" estuvo en España a mediados de Septiembre para presentar su última entrega , en la que se revela una terapia hacia las vidas futuras

El psiquiatra Brian Weiss cobró notoriedad internacional con su investigación sobre el poder curativo de la regresión a vidas anteriores, relatada en su célebre obra "Muchas vidas, muchos maestros". Ahora, en este libro fascinante e innovador, el Dr. Weiss nos revela cómo el contacto con las vidas que viviremos en el futuro puede transformarnos en el presente.

Todos hemos vivido existencias anteriores. Todos viviremos otras en el futuro. Lo que hagamos en esta vida influirá sobre nuestras reencarnaciones futuras, a lo largo del camino de evolución hacia la inmortalidad. Al inducir progresiones al futuro en sus pacientes, el doctor Weiss ha descubierto que nuestro porvenir es variable y que las decisiones que tomemos ahora determinarán la calidad de nuestras vidas venideras. Sirviéndose de decenas de casos clínicos, el autor expone los beneficios terapéuticos de la progresión, como antes había evidenciado que la regresión a vidas anteriores puede aliviar las heridas físicas y emocionales que sufrimos hoy.

Muchos cuerpos, una misma alma es una obra revolucionaria que ahonda en los descubrimientos del doctor Weiss sobre el pasado para transportar a sus millones de lectores hasta un futuro individual y colectivo de cuya creación son responsables ellos mismos. Por el camino, sus vidas actuales quedarán transformadas profundamente y encontrarán más paz, más felicidad y soluciones a sus problemas.

Brian Weiss se licenció magna cum laude por la Universidad de Columbia y cursó sus estudios de medicina en la de Yale. Realizó las prácticas en el Centro Médico Bellevue de la Universidad de Nueva York y llegó a ser jefe de residentes del Departamento de Psiquiatría de la Facultad de Medicina de Yale. Actualmente es presidente honorífico del Departamento de Psiquiatría del Mount Sinai de Miami (Florida). El doctor Weiss es autor de éxitos como "Muchas vidas, muchos maestros", "Lazos de amor" y "A través del tiempo", entre otras obras de excelente acogida. Imparte seminarios, talleres y cursillos de preparación profesional por todo el mundo.


Página 496 de 497
  • Facebook: fundacionananta
  • YouTube:
  • Twitter: ANANTAfundacion
  • flickr Ananta

¿Quién está en línea?

Tenemos 62 invitados conectado(s)

causas solidarias

bannerweb premios solidarios ok

banner festivalmantras 2017

banner mindalia

fundacionnoticia



 
Fundación Ananta - Eibar 6, 28023 Madrid - NIF: G-84155076
 
 
Joomla extensions by Siteground Hosting