Fundación Ananta

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

BK Shivani, conferecia gratuita en Madrid, 2 de julio

Queridos amigos de Ananta, Nos es grato informar de la visita a Madrid de BK Shivani, conferenciante de Brahma Kumaris en India, de renombre internacional.   BK Shivani impartirá dos conferencias en España, el 2 de julio a las 19h. en el Cine Capitol de Madrid, con el tema de “Calma y fortaleza en un mundo incierto” y el 3 de julio a las 19h. en el Auditorio Infanta Leonor en Los Cristianos, Tenerife, con el tema “Claves para crear armonía en mi vida”. BK Shivani ha inspirado y ayudado a transformar la vida de muchas personas a través de sus conferencias, talleres, retiros, seminario...

Conferencia Jorge Carvajal 10 julio (pesencial y streaming): "La vida antes y después de la muerte: la continuidad de la conciencia"

Queridos amigos de Ananta, Nos complace anunciar una nueva conferencia del Dr. Jorge Carvajal y un nuevo proyecto para compartir, impulsado por la Fundación Vivo Sano,  llamado "Al final de la vida". “Al final de la vida”  tiene dos objetivos principales: fomentar un nuevo paradigma de acercamiento a la muerte más benévolo, sano y consciente;  e impulsar la autogestión de las situaciones que emergen ante la muerte, el duelo y las fases de enfermedad terminal. Todo ello mediante charlas, conferencias, webinars, contenido didáctico en la web, grupos de duelo, asesoramiento a ...

XIV Contigo somos más Paz, Colegio Calasancio (Madrid), 22 septiembe 2019

Queridos amigos de Ananta, Nos es grato compartir la convocatoria al XIV Contigo Somos + Paz, que DM celebraremos el domingo 22 de septiembre de 2019 a partir de las 11 de la mañana en el Colegio Calasancio de Madrid (Calle Conde de Peñalver 51) con aforo para 900 personas. Este Acto, organizado por Ecocentro, Construir un Mundo Mejor y Fundación Ananta, es parte del Plan a 5 años “Restaurar la red armónica del planeta” que lidera “Un Mundo Mejor” junto on Fundación Vivo Sano y la Asociación Internacional de Sintergética. El programa de trabajo común a 5 años, al que nos hemos adscrito m...

Jesús Alonso o la fe en la fuerza de un grupo de personas unidas por una visión común.

Entrevista al asesor de empresa mexicano

27-Oct-2007 Ha hecho su carrera al otro lado de las aguas. Es asesor de empresas y consultor de sistemas en Monterrey. Orienta a corporaciones mexicanas en calidad y rendimiento humano, pero sobre todo alienta y fortalece almas. Director fundador del Instituto Conciencia Siglo XXI, se ha especializado en la capacitación y desarrollo de habilidades personales y profesionales a través de técnicas de Programación Neurolingüística e Inteligencia Emocional.


Alonso es también director internacional de la Escuela Espiritual OROMU con sede en la misma ciudad norteña. Esta moderna escuela de crecimiento personal cuenta con una docena de delegaciones en México y otras diez en otros países, entre ellos España.

Charlamos con él sobre la nueva empresa en su reciente visita a España, donde ha impartido diferentes cursos para el “desarrollo del potencial interno” dirigido al personal sanitario de la Comunidad de Madrid.

¿Es la empresa motor de cambio social en positivo?

No lo es actualmente, al menos no, en muchos países, pero puede llegar a serlo si se despierta una conciencia social entre los empresarios. La empresa vive en una sociedad formada por empresas, su competencia, sus aliados, sus proveedores y muchas veces sus clientes son otras empresas. Ellas se acostumbran a vivir en medio de una sociedad de entes virtuales y poco a poco se pierde el sentido social humano que la motivó a formarse.

¿En qué medida la empresa contribuye a esa evolución social?

Los trabajadores son tomados por los empresarios como “recursos” humanos y eso configura en gran medida lo que piensan de ellos y cómo los tratan. Pero los trabajadores son seres humanos, no recursos, deben ser tratados como entes que aportan más que sus manos, pies y cabeza a la empresa. Ellos aportan valores, sentimientos y visiones que le dan una personalidad a la empresa. Una empresa puede dar dirección a estos elementos y formar a una pequeña colectividad social, “los trabajadores” con una identidad propia, con sentido de pertenencia, creando sinergias y motivaciones adicionales a las propias del trabajado. Esto los convierte en personas realizadas, identificadas con la empresa y comprometidas con el desarrollo del ente moral (que es la empresa) que a su vez contribuye al avance de la sociedad.

¿Cuál es el paradigma de la nueva empresa?

Observo una nueva empresa que está despertando a la realidad de que sus trabajadores son más que recursos. Ellos también tienen una idea de cómo les gustaría que su empresa fuera. Ellos conforman una misión y una visión y actúan en esa dirección. La nueva empresa trabaja mucho más en la conformación de una misión, una visión y unos valores comunes que permiten extraer de las personas que ahí colaboran lo mejor de cada una de ellas. La fuerza de un grupo de personas unidas por una visión común hace que pasen de ser un simple conjunto de personas a un equipo de trabajo.

¿Cuáles con sus aspectos diferenciadores con respecto al pasado?

Pienso que en la nueva empresa se reconoce que su fuerza radica en la medida en que su personal esta comprometido con la misión y visión para la que trabajan. Un grupo es más poderoso en la medida que la misión, la visión y sus valores son más uniformes que los de su competencia. Un trabajador siempre dará más por su empresa si se siente parte de ella, esto trae una consecuencia económica apreciable y una ventaja competitiva que puede ser decisiva en el mercado de hoy.

¿En qué medida es importante el establecimiento de relaciones de confianza entre los diferentes agentes de la empresa?

El precio de la desconfianza se paga muy caro. Basta calcular cuánto cuestan las medidas de seguridad que una empresa debe mantener para evitar que sus empleados los defrauden o abusen de su confianza. Cada nuevo trámite, cada nueva firma de autorización que uno incluya en un determinado proceso, lo vuelve más caro y va agregando costes a la economía de la empresa. En los organigramas el personal de seguridad es otro elemento que tiene que ver con el control y la desconfianza que buscan muchas veces, no tanto hacer eficientes los procesos, sino controlar los abusos de los empleados. Por otra parte en el exceso de trámites que muchas entidades gubernamentales tienen se busca principalmente evitar los abusos y no tanto hacer eficientes los procesos. Esto encarece todo y lo vuelve más lento en un mundo donde la velocidad es un agente de competitividad importante.

Todo esto hace evidente que en la medida que una empresa cree un ambiente de confianza entre su personal, puede ir construyendo un sistema de trabajo donde lo único verdaderamente importante es cumplir con la misión y caminar hacia la visión manteniendo sus valores como ejes fundamentales de este recorrido.

¿Están los agentes laborales preparados para los nuevos cambios?

He conocido algunos casos donde esto se da pero son generalmente empresas medianas cuyos directores han sido formados con una fuerte orientación hacia los valores humanos. Ellos están produciendo cambios importantes y han obtenido impresionantes logros. Sin embargo hace falta que esta formación llegue a más personas. Hay múltiples evidencias que apuntan a que la presión que reciben los ejecutivos de las grandes corporaciones los llevan a sacrificar sus vidas personales. Es preciso entonces analizar si el verdadero sentido de trabajar en una de esas empresas se está cumpliendo.

Si una empresa no es capaz de ofrecer a sus empleados un campo donde pueda realizarse como profesional y enriquecer con esto su vida personal, entonces uno debe preguntarse si esa empresa estará cumpliendo su función como tal.


¿Dónde encontramos las mayores dificultades para la implantación de la nueva empresa?

En los paradigmas vigentes. Uno crece como empresario en medio de un mundo que nos enseña la competencia despiadada y hay muchos que piensan que ser duros con el personal y con los competidores, redundará en beneficios para la empresa. Cambiar un paradigma requiere un enorme esfuerzo además de una valentía y creatividad que sólo raras veces coinciden en una persona y si esta persona debe ser empresario, pues se hace más difícil todavía.

¿La transformación de la empresa es una transformación de la conciencia o algo más?

En mi opinión todas las obras que el hombre hace son un reflejo de su conciencia, una empresa siempre refleja la forma de pensar de la persona que la creó o del pequeño grupo que la dirige. Por supuesto que la transformación de la empresa deberá ser el fruto de una nueva conciencia que deberá aparecer entre las nuevas personas que la integran o bien entre las mismas personas que la formaron, una vez que adoptan una nueva visión e integran en su misión nuevos elementos.

¿Cuáles son sus consejos para un empresario español con mente abierta para el cambio?

La nueva empresa debe nacer del nuevo empresario, entonces lo que debemos reconocer es que será sólo a través de un cambio en la forma como el empresario se concibe a sí mismo y como concibe a su empresa. Me explico: hay dos cosas que determinan la forma como una persona actúa en el mundo: su visión de sí mismo y su visión del mundo en el que actúa. Una vez que el empresario se redefina a sí mismo como un agente de cambio social y entienda que su empresa tendrá un mejor futuro en medio de un mejor mundo, buscará no sólo redefinir su empresa sino reorientar su función para lograr junto con sus empleados (que es la parte del mundo donde puede actuar directamente) influir en el cambio social.

¿Cómo combatimos el stress generado a menudo por la actividad empresarial?

El stress nace de no poder aliviar las presiones que se sienten al tratar de cumplir las expectativas que se tienen del rol que a una persona le ha tocado desempeñar. Para combatir el stress se requieren dos elementos fundamentales: por supuesto una serie de técnicas que a nivel personal le ayuden al manejo de estas tensiones y un ambiente de trabajo que promueva la labor de equipo y cree un clima laboral relajado. Siempre será más fácil relajarse en la oficina o en el campo laboral, si contamos con un equipo de personas dispuestas a ayudarnos.

¿Alguna receta concreta...?

Sí, empecemos con la empresa:

1. Practicar una sana administración del tiempo. Una empresa debe tener una cultura que promueva un buen manejo de agendas y compromisos (hay varios cursos que enseñan como hacer esto).
2. Muy amplias vías de comunicación tanto verticales como laterales, que permitan hablar sin barreras, formular autocríticas, elaborar iniciativas en todos los niveles de la organización. Siempre dentro de un ámbito de respeto.
3. Mantener dentro de la agenda de la empresa una serie de eventos sociales que permitan la convivencia del personal en otros campos además del laboral.

A nivel personal:

1. Controlar la respiración. Debemos concentrarnos en la respiración y dejar que el aire llene los pulmones completamente, hacerlo cerrando los ojos e imaginando que el aire es una especie de gas relajante que poco a poco va eliminando todas nuestra tensiones.
2. Poco a poco ir tensionando nuestros pies (o moverlos con fuerza no con velocidad), mantenerlos unos segundos así y luego con una exhalación relajarlos. Seguir con las piernas, las tensionamos, las mantenemos por unos segundos tensas y luego con una exhalación las relajamos. Repetimos lo mismo con nuestra espalda, luego nuestros brazos, el cuello y terminamos con la cara. Siempre las relajamos con una exhalación.
3. Dejamos que nuestro cuerpo disfrute de la sensación de estar relajado y nos decimos a nosotros mismos: “ahora estoy en paz y repongo energías”, luego de unos momentos, nos decimos: “ahora estoy lleno de energía” respiramos fuertemente, varias veces al tiempo que nos repetimos estos pensamientos y abrimos los ojos sintiéndonos radiantes de energía.

Este ejercicio debe repetirse varias veces al día y sobre todo cada vez que nos sintamos tensos. En casos de estrés crónico, es conveniente que la persona repita el ejercicio cada 2 horas por espacio de al menos 10 minutos. Poco a poco el cuerpo irá aprendiendo a hacerlo de manera automática.

La Redacción
Fundación Ananta

Loa a la revolución azafrán

Osado juicio

Pedro Gamero del Castillo, un hombre cabal

Por Joaquín Tamames

12-Sep-2007. Pedro Gamero del Castillo nos ha dejado el pasado 28 de agosto y su prematura partida abre una ausencia importante en el mundo empresarial español, del que ha sido representante destacado muchos y fructíferos años, tanto en los que fue vicepresidente ejecutivo de Vallehermoso como en los más recientes en los que fue presidente de Testa Inmobiliaria, la filial patrimonialista de Sacyr Vallehermoso.

Pedro ha sido un hombre elegante y cabal dotado de una rigurosa formación humanística y con una experiencia vital rica y dilatada, desde sus primeros años en la carrera diplomática al servicio del Estado hasta su brillante carrera directiva después, en la que tanto ha contribuido al mejor conocimiento de la economía española por parte del mundo inversor anglosajón. Con su excelente inglés y educados modales, Pedro Gomero desarrolló y mantuvo importantes relaciones en las principales plaza financieras internacionales, y ha sido por ello uno de nuestros mejores embajadores económicos en su incansable labor de presentar a España como un destino de inversión alternativo o complementario a otros mercados desarrollados. Su prestigio internacional le llevó a presidir la European Property Federation, que pierde con su partida una referencia de primera magnitud.

Dotado de un finísimo sentido del humor y de una inteligente ironía, Pedro ha sido para muchos de sus amigos y colaboradores una referencia estable e inspiradora, una presencia siempre accesible que ha aportado modernidad y seriedad a la percepción de España como destino inversor. Trabajó siempre desde un segundo plano, ajeno a los titulares de periódico, pero aportando desde detrás una gran influencia basada en un profundo conocimiento de los ciclos económicos y de la realidad subyacente. Pero además de su faceta empresarial, debe destacarse su profundo conocimiento de la historia y de la naturaleza humanas, su interés por todo cuanto acontece y su fresca y muy ecuánime observación de lo que ocurre, que hacían de él un hombre de profundo criterio y contemporáneo, en el sentido que Ortega y Gasset daba a esos hombres elegidos y nobles en los que se puede confiar.

Con Pedro hemos hablado muchas y gratas veces de empresa y de economía, pero también, creo que con igual o más interés, del más allá y del misterio de la vida en su brevedad y frenesí. Coincidimos repetidas veces en la potencialidad del hombre para alcanzar cada vez mayores cotas de consciencia y progreso, a pesar de tantas tragedias como asolan el mundo, a pesar de nosotros mismos. Su esencia vital, disimulada a veces por su sobrio porte, era optimista y positiva. Pedro tenía así un rico mundo interior, en el que seguro guardaba algún tesoro.

Pedro Gamero del Castillo ha utilizado bien los talentos que le fueron dados y otros que ha ido desarrollando con su esfuerzo y tesón, y ha sido un hombre de provecho en el sentido literal del término. Ahora en otro plano, y sin las limitaciones que nos imponen este cuerpo y esta mente, estoy seguro de que Pedro seguirá trabajando en silencio, lejos de los titulares, con su discreción habitual y con la mirada bien puesta en un futuro mejor. Sirvan estas líneas para agradecerle su gran contribución en todos los aspectos, y para celebrar con alegría su señorío y su presencia.

Perfumó la tierra

En memoria de Anita Roddik (“The Body Shop”)

12-Sep-2007. Anita Roddick creyó en lo que firmemente apoya nuestra Fundación Ananta: el gran poder de las empresas para hacer el bien. Además perfumó la tierra entera. Anita Roddik era empresaria y al mismo tiempo activista en una suerte de empeño unificado, al día de hoy aún poco común. Conjugó como pocos dividendos e ideales, beneficio y ecología, bien propio y bien común. Dió constancia de que el negocio puede ser también altruista, de que los réditos pueden ser para todos, incluso para la Tierra.

Con sus más de 2.000 tiendas de cosmética ecológica, el mundo tiene el testimonio del gran negocio verde y solidario, capaz de superar todas las fronteras. Roddick abrazó naturaleza, animales y muchas causas nobles. Hizo campañas contra los abusos a los derechos humanos y fue una incansable activista ambiental.

Honor de adelantada, retó al mundo de la empresa con la responsabilidad social o el comercio justo, antes de nuestros días más favorables. Su “activismo empresarial” fue siempre fecundo: “New Academy of Business”, galardón a los derechos humanos “The Body Shop”, webs e industria editorial comprometidas… En sus libros leemos: “En una época en que los gobiernos fracasan en la promoción de los derechos humanos y las grandes empresas han tomado la delantera, creo que los negocios que tienen éxito y sus responsables tienen la obligación moral de luchar por un mundo mejor...” Su “tablero de anuncios”, su pantalla de apoyo a campañas políticas y éticas se situaba, en buena medida, tras el cristal. Comunicaba desde sus escaparates en 55 países.

Su sillón en el comité ejecutivo de la empresa estaba a menudo vacío en los últimos años. Ella prefería viajar por el mundo buscando establecer relaciones comerciales con pequeñas comunidades de países desfavorecidos, como la India, Nicaragua, Bangladesh y otros.

Gracias de corazón por tu ejemplo pionero.


Koldo Aldai
Fundación Ananta
www.fundacionananta.org

Mayor Zaragoza: Una democracia nueva se está abriendo camino

El ex director general de la UNESCO cree que ha llegado el momento de la acción

3-Sep-2007. Tenemos, todos juntos, que inventar nuestro futuro; tenemos, todos juntos, que hacer posible la paz… Son palabras de John F. Kennedy que en Federico Mayor Zaragoza hacen eco. Porque cree en la humanidad, cree en “Nosotros, los pueblos” a los que alude la Carta de las Naciones Unidas.

En una entrevista con Fundación Ananta, el ex director general de la UNESCO y máximo responsable de la Fundación Cultura de Paz se muestra convencido de que las posibilidades que abren los nuevos medios de comunicación, a través de Internet o de la telefonía móvil, van a dar un vuelco a lo que hoy se interpreta como democracia, y pueden contribuir por ejemplo a una mejor representatividad social en la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Persuadido de que todos los hombres somos iguales en dignidad, cree que todos tenemos nuestra cuota de responsabilidad en imprimir al mundo el cambio que necesita; destaca el papel al respecto que tienen los empresarios, y reclama un mayor protagonismo de la mujer en las grandes decisiones porque entiende que su respeto inherente por la vida es una garantía para la cultura de paz.

Se declara creyente pero rechaza que lo que defiende esté ligado a ninguna religión ni ideología, insiste en la necesidad de asumir la ciudadanía plena que nos hace seres proactivos, sin miedo y con autoestima, en lugar de súbditos silenciados, y reclama prestar atención a “los invisibles” para seguir avanzando en alcanzar “los imposibles”.

Fundación Ananta: ¿Cómo hacer ver que otro mundo es posible?
Federico Mayor Zaragoza: Lo que conviene hacer ver es que ha terminado la época de súbditos resignados; que tener ciudadanía plena implica llevar las riendas del propio destino, no seguir siendo espectadores, indiferentes, inactivos, esperando que alguna instancia local, nacional o internacional resuelva. La Carta de las Naciones Unidas, surgida en el crítico año de 1945, después de una guerra atroz, de un holocausto, de un genocidio, del uso de las más abominables prácticas de exterminio, empieza diciendo “Nosotros, los pueblos”. El presidente norteamericano Roosevelt, que fue el que diseñó en buena medida el sistema de las Naciones Unidas, pensaba que era la gente la que tenía que resolver determinados problemas.

FA: ¿Qué pueden hacer los pueblos?
FMZ: Evitar la guerra a nuestros hijos. Miremos a las generaciones venideras; del pasado sólo hay que extraer las lecciones, y el presente es tal como es porque no adoptamos precisamente medidas correctoras en su tiempo. El compromiso supremo es el futuro y tenemos que cambiarlo, ha llegado el momento de la acción. Antes no podíamos, porque la posibilidad de participar era muy limitada: Democracia no es ser contado, sino ser tenido en cuenta, que es muy diferente.

FA: ¿Qué falta para ese ser “tenido en cuenta”?
FMZ: La participación de los ciudadanos cuando nos convocan a elecciones en medio de una publicidad y de un sistema absolutamente desquiciado, está muy bien, yo no voy a ir nunca contra las urnas, pero para ser verdaderamente tenido en cuenta es necesario tener una actitud proactiva, -no esperar a ver cuándo nos movilizan por una catástrofe- es precisa una actitud a favor de aquello que pensamos que es nuestro gran deber: nuestros hijos y nuestros descendientes. Hasta ahora, tanta gente no ha hecho nada por pensar que podía hacer muy poco…

FA: Parece imposible hacer algo eficaz, con todo lo que hay que cambiar…
FMZ: Se lo oí a Madre Teresa directamente, cuando Dominique Lapierre le dijo que lo que hacía por su institución apenas era una gota de agua. Ella respondió rápidamente: “si esta gota no existiera, el océano entero la echaría de menos”. Tenemos que darnos cuenta de que toda acción, aunque sea muy poca, es válida, y que hoy ya la podemos hacer.

FA: ¿En qué medida tenemos ahora más capacidad?
FMZ: Hoy disponemos de unos medios de comunicación que nos permiten una participación no presencial. Éste es un tema que tenemos todos que intentar explotar; ya no es necesario que nos hallemos en una ciudad, un día concreto, detrás de una pancarta determinada. Ahora podemos, a través de mensajes de móvil o Internet tener una participación oficial precisa acreditada. Esto en quince años va a dar un vuelco a lo que hoy se interpreta como democracia, incluidas las Naciones Unidas. Los “pueblos” ahora no son pueblos sino Estados y a veces representan al pueblo pero otras veces no, o lo representan mal. Ahora vamos a poder decir: “¿por qué no votamos a los representantes del pueblo en la Asamblea General?”. Podría haber una participación mundial de gente que presta su apoyo a uno u otro candidato a través de estos medios. Puede convertirse realmente en una nueva era de las instituciones democráticas.

FA: Nos sentiríamos útiles, recuperaríamos la autoestima…
FMZ: No se puede vivir sin autoestima. Por eso es tan importante que abandonemos esta abdicación de los valores a favor de leyes de mercado. ¿Cómo puede ser que la economía se rija por unas leyes de mercado que están guiadas por intereses a corto plazo? La economía, como todo, debe guiarse por los valores: justicia, libertad, igualdad y solidaridad. Una vez son estos los principios universales que mueven la inmensa diversidad de seres humanos, viene la autoestima, porque uno se reconoce igual al otro. Cuando nos dicen: sea usted mujer u hombre, blanco o negro, de una religión o de otra, usted tiene reconocida la misma dignidad exactamente que cualquier otra persona, en ese momento no hay discriminación, y no hay exclusión, y no hay frustración, y no hay radicalización, y no hay estas asimetrías y estas disparidades en el acceso a bienes materiales, a medicamentos, a alimentos…

FA: Eso resolvería conflictos principales en el mundo
FMZ: Es tremendo pensar que se mueren de hambre todos los días 60.000 personas y que al final todos consideramos que esto es una especie de “producto residual normal” de este sistema, y que todavía hay quien lo defiende. ¿Cómo se puede defender un sistema que ha hecho que la brecha, en lugar de reducirse, se haya ampliado?

Yo mismo, durante algún tiempo, pensé que quizá había alguna solución que yo no veía, en esta movilización del mundo a través de las grandes empresas, de la privatización, porque había gente aparentemente bienintencionada ahí… Pero no ha sido así. La prueba es la miseria, la indigencia, las condiciones en que tantas gentes viven, el incumplimiento reiterado de promesas… A África le hemos dicho veinte veces que ha llegado su momento y nos miran cada vez con esos ojos de esperanza… Y otra vez bluf, y vuelta,… y la frustración puede llevar a la radicalización, al uso de la fuerza. No lo justifica pero lo puede explicar.

FA: ¿Qué importancia tiene la mujer en todo esto?
FMZ: Yo la sitúo en primer lugar. Durante siglos, la mujer ha estado supeditada, y la sociedad de hoy, esta sociedad globalizada que algunos pretenden todavía justificar, está consolidando este mando supremo por parte de los hombres. El 95 por ciento de las decisiones hoy las toman los hombres. En el momento en que vea cambiar eso, diré que la cultura de paz empieza a ser posible; en el momento en que vea que los presidentes de las grandes compañías, los directores de los grandes bancos, los presidentes de las naciones son mujeres… que empieza a haber mujeres a este nivel de toma de decisiones, la autoestima que esto va a generar, esta nueva dimensión de la mujer, esto será fundamental.

FA: Ha habido algún intento, y se ha dado el concepto de “mujer cuota”
FMZ: Evidentemente, no estoy hablando de aquello, para cumplir. Necesitamos esta visión femenina, de tantos matices, para este cambio radical que queremos. Para pasar de una cultura de violencia, de fuerza, de imposición, de extremismo, de dogmatismo, de fanatismo, a una cultura de conciliación, de conversación, de diálogo, de entendimiento, hay que tener ese respeto inherente a la vida que tiene la mujer. (Esto no todas lo tienen y hay algunos ejemplos preclaros de mujeres que han ocupado posiciones de relieve político y sin embargo no han tenido el menor rasgo de esta naturaleza). Ha llegado el momento, en este siglo, en este milenio, de cambio de surco, y se van a llevar sorpresas los que no lo quieran ver.

FA: ¿Cuánto pueden hacer los empresarios a favor del cambio que parece deseable?
FMZ: Admiro a los empresarios. Como científico, entiendo que para transformar la realidad, esta realidad que no nos gusta, hay que conocerla; si sólo la conocemos de manera epidérmica, sólo la podemos transformar de manera epidérmica. Y admiro a los empresarios porque, además de atreverse a saber, saben atreverse, cosa que muchos no sabemos. Nosotros aportamos conocimiento pero no sabemos a veces aplicarlo. El riesgo sin conocimiento es peligroso, pero el conocimiento sin riesgo es inútil. Y los empresarios son los que dan al conocimiento esta capacidad, los que buscan su aplicación en el momento oportuno, y que esto genere riqueza y puestos de trabajo.

Siendo director general de la UNESCO, le pedí a Jacques Delors un informe sobre la educación en el siglo XXI, en el que apeló a aprender a conocer, a aprender a hacer en virtud del conocimiento y a aprender a ser, a ser uno mismo, uno mismo con autoestima, sabiendo que cada uno debe actuar; Delors añadió aprender a vivir juntos, y yo he añadido otro: aprender a emprender. Y para eso, necesitamos la proximidad de los empresarios. Las universidades deben estar con los empresarios, y no en asociación esporádica o eventual. Porque de ellos es de los que podemos aprender a emprender.

FA: Vuelve a aparecer la autoestima…
FMZ: Algunos se oponen a la enseñanza de la ciudadanía, y argumentan que es para formar en determinadas ideologías. No es cierto. Es para decir, exactamente, a los ciudadanos, a ellos y a ellas: miren, todos somos iguales en dignidad, todos tenemos que tener acceso, sin prioridades, todos tenemos que jugar los mismos papeles y tenemos que ser capaces de cambiar de una economía de guerra a una economía de paz.

FA: ¿Estamos en condiciones de dar ese giro?
FMZ: Sí, lo vamos a lograr. Ahora, los pueblos ya no aceptan supuestos que antes parecían inevitables desde las instancias de poder. Los súbditos pensaban que había cosas irremediables y que a veces no había otra salida que entregar la propia vida. ¡Nuestra propia vida, nada menos! Todo esto ha concluido.

Yo soy un hombre creyente, pero lo que no puedo aceptar es ni posiciones dogmáticas, ni posiciones fanáticas, ni posiciones extremistas de nadie, incluido, desde luego de mi propia religión. Forma parte de la autoestima, ¿Cómo voy yo a aceptar que alguien me pida obediencia ciega a algo? Se ha terminado. A partir de ahora, estos ciudadanos adormecidos, uniformizados, receptores, espectadores… se movilizarán.

FA: El siguiente paso parece natural…
FMZ: Progresivamente habrá un montón de gente que estará activa, que estará proactiva, que se movilizará, que dirá que “no” cuando no esté de acuerdo, que aplaudirá cuando apoye; que dirá que no quiere la violencia porque piensa que los conflictos -que siempre existirán- se pueden solucionar a través del diálogo y del entendimiento, que no hay ninguna creencia que deba ser impuesta a ninguna otra, que no hay ningún tipo de raza que deba imponerse a otra, que no hay ningún tipo de género que deba imponerse a otro…Todo esto está llegando a la madurez.

FA: ¿Como una revolución silenciosa?
FMZ: Mejor que lo reconozcan, y que piensen que a veces la diferencia entre evolución y revolución, es sólo una “r”, la “r” de “responsabilidad”. Los que no quieren la evolución a veces se merecen la revolución, y la revolución no es buena para nadie; yo no la aconsejo a nadie.
Precisamente lo que creo es que hemos estado durante siglos en una cultura masculina de imposición, de fuerza, de músculo, de que “si quieres la paz prepara la guerra”. Y que ahora ha llegado el momento de decir: “si quieres la paz, ayuda a construirla con tu comportamiento cotidiano”. Tú, tú también; no estés de espectador, mirando, porque de momento te pedirán que tu hijo dé su vida por causas que no conoces o no compartes.

FA: Es esperanzador ver evidencias de ese cambio
FMZ: Hay síntomas, muchísimos, de que están cambiando mucho las cosas, y en todo el mundo, si bien hay países donde la gente todavía piensa que todo tiene que seguir como hasta ahora.

Mire América Latina, el cambio tremendo que ha dado: ya no se dan en América Latina las situaciones que facilitaron una Operación Cóndor indigna, en la cual fueron determinantes los Estados Unidos. Yo admiro a los Estados Unidos; son los de la Sociedad de Naciones, los de Roosevelt con las Naciones Unidas, los de Kennedy y de mucha gente que ha tenido una visión de futuro extraordinaria, pero también son los que en determinado momento han impuesto la Operación Cóndor, y han cambiado presidentes por militares. Pero ¿cómo se puede imaginar que en la persecución de lo que ellos llamaban “comunismo” -por cierto, se les ha olvidado China- cómo es posible que hayan hecho todo eso? Pues “todo eso” ya no existe ahora. Esta posibilidad de decir aquí fuera el señor éste, y ponemos aquí al otro, y aquí este país lo explotamos…! 27 compañías internacionales estaban explotando las fuentes de energía de Bolivia cuando allí no tenían casi nada que ponerse en los platos. Y cuando uno mira Sudáfrica puede ver que, gracias a la genialidad de Mandela y de Le Clerk, ha superado el “apartheid” racial, pero ¿y el apartheid social? ¿Lo ha superado? Todo eso es lo que tenemos que saber ver.



FA: ¿Es necesario tener convicciones espirituales para compartir estas reflexiones?
FMZ: Soy un científico que no ha encontrado respuesta a las preguntas esenciales, y pienso que la mayor parte de la gente tiene unos principios en los que cree, ya sea por necesidad de trascendencia o por inquietud de búsqueda. Hay mucha gente agnóstica y en permanente búsqueda, que se da cuenta que no hay argumentos ni para demostrar que sí ni para demostrar que no.

Yo no puedo establecer ningún paralelismo entre las propuestas de futuro y de dignificación general de la humanidad y de toma de conciencia a escala global, con ninguna falta de fe o con ninguna fe determinada. Esto es inherente a cada uno de los seres humanos, a cada ser humano único, cada ser humano capaz de crear; ésta es nuestra esperanza, es nuestra maravilla. Por tanto, cada uno debe crearse su propia personalidad y su propio semblante. Las preguntas están ahí, y las respuestas pueden ser de espera, de inhibición o de adhesión a determinadas culturas religiosas. Lo que es seguro es que la existencia es un misterio, que a algunos nos parece un milagro… Desde luego, lo que no se puede hacer es la técnica del avestruz, no tenemos que esperar a los tsunamis, no tenemos que esperar a las catástrofes,… ahí todos nos mostramos solidarios ¿por qué? Ojos que ven corazón que siente… Tenemos que ver más allá de lo que nos muestran los medios de comunicación.

FA: ¿Qué responsabilidad tienen los medios de comunicación?
FMZ: Los medios de comunicación hacen bien; la información se refiere a lo extraordinario, a lo atípico, al tsunami. Nadie nos dice permanentemente: “los mares han estado hoy estupendamente en todo el Planeta, la gente ha disfrutado del mar”… Nos dicen cuando hay un tsunami, cuando hay un terremoto, cuando hay un señor que ha pegado un navajazo, pero no nos dicen todos los días que 44 millones de personas han sido capaces de vivir normal y apaciblemente, y que “6.300 millones de personas que pueblan la Tierra, en general, se han comportado dignamente, apaciblemente”. Esto no nos lo dicen las noticias, pero lo tenemos que ver, porque así podremos hacer lo que ayer era imposible y hoy es posible.

FA: Conviene recordar esos “imposibles”, que han dejado de serlo
FMZ: ¿Quién nos iba a decir que hoy en Sudáfrica habría un presidente negro? ¿Quién nos iba a decir que hoy toda la Unión Soviética, gracias a la genialidad de Gorbachov, iba a ser un espacio que busca la democracia, que está incorporado plenamente a un gran proceso de libertad? Estos eran los imposibles …es que la paz es imposible Guatemala… ¡Posible!; ...Es que la paz es imposible en El Salvador… ¡Posible!; …es que la paz es imposible en el Ulster… ¡Posible!: es que la paz es imposible en Mozambique… ¡Posible! Tantos imposibles ayer, hoy posibles; tanta discriminación ayer en relación a la naturaleza y a los aspectos sentimentales de la gente… Imposibles ayer, posibles hoy.

FA: ¿Cómo ha llegado a ser posible tanto?
FMZ: Porque cada ser humano es capaz de crear. Y lo que no tenemos que hacer es esperar a que sólo nos despierten de nuestra distracción y postración los grandes acontecimientos y las grandes catástrofes. Que nos despierten también los invisibles. Estos invisibles que se mueren cada día invisiblemente; que seamos capaces de ver el conjunto de la humanidad. Como dijo el Premio Nobel de la Paz de 1985, tenemos que ser capaces de ver no sólo lo que nos muestran, sino el conjunto, lo que queda invisible; porque sólo viendo los invisibles seremos capaces de hacer los imposibles.

FA: Sobran argumentos para defender el reparto de la riqueza
FMZ: En la aldea global, el 20 por ciento de la humanidad tiene el 80 por ciento de todo. ¿Con qué argumentos y con qué moral puede defenderse ese desequilibrio? La igualdad de oportunidades, la justicia, es un principio general. Al no haber unas Naciones Unidas eficaces y que tengan una capacidad adecuada… tenemos tráfico de drogas, tráfico de patentes, tráfico de capitales, tráfico de personas, tráfico de armas. ¿Qué es eso? ¡3.000 millones de dólares al día en armas mientras la gente se muere de hambre! Uno de los grandes temas es dar de comer a todo el mundo, repartir mejor. Hay mucho que hacer y nada se soluciona si tratamos de que todo siga igual, que siga habiendo guerras…

FA: Hay quien cree que ese reparto arriesgaría nuestro bienestar
FMZ: Le voy a hacer una pregunta que les interesará seguramente a los empresarios: ¿a quién pertenece África? Ya no le digo América Latina ni le digo la mayor parte de los países, le hablo sólo de África, que lo piensen, que lo digan, quizá por eso algunos dirían que no sería bueno que todos tuvieran lo mismo. Yo defiendo firmemente que todos tengan acceso a las mismas oportunidades, que todos sean iguales en dignidad. O partimos de la base de que todos sean iguales en dignidad, sin exclusiones ni discriminaciones, o seguirá siendo un mundo asimétrico, con enormes desgarros sociales, a escala local e internacional, donde sólo por el músculo se seguirán manteniendo situaciones de paz entre guerras. Si preparas la guerra para tener paz, lo único que tienes es guerra, porque es lo único que sabes hacer.

FA: ¿Bastaría con acabar con el miedo?
FMZ: El miedo está ligado a todas las situaciones de la cultura de guerra. La seguridad total basada en libertad nula, miedo total, silencio total, no la queremos; queremos la seguridad de la paz y de la justicia, y esto es precisamente lo que hace que los ciudadanos hablen, participen, cuenten, porque ya no son silenciados, ni por miedo ni por irresponsabilidad.
Es tan importante la influencia del miedo, que el preámbulo de la Declaración de los Derechos Humanos dice “para liberar a la Humanidad del miedo y de la miseria”. Los empresarios son los que más pueden ayudar a esto. El empresario importante, en colaboración con el que ahora empieza; esto es lo que tenemos que promover. Y tenemos que promover la creatividad y la capacidad de invención…. Pero guiados por los valores universales y no por los intereses a corto plazo.

FA: Unas palabras que completen su mensaje…
FMZ: Quiero terminar esta entrevista recomendando a los empresarios que lean algunos párrafos de un discurso genial que el presidente John Fidgerald Kennedy pronunció en junio de 1963, muy poco antes de ser asesinado. Fue en Washington DC, en la Universidad Interamericana. Y dijo: “No hay ningún problema cuya solución esté fuera de la capacidad del hombre, porque el hombre es capaz de crear. Tenemos, todos juntos, que inventar nuestro futuro, tenemos todos juntos que hacer posible la paz; no hay nada que esté más allá de la mano del hombre y de las riendas de su destino”.

Que sigamos la recomendación del presidente Kennedy y seamos capaces todos juntos de inventar un destino distinto para la humanidad.



Lola Bastos www.fundacionananta.org


Página 525 de 540
  • Facebook: fundacionananta
  • YouTube:
  • Twitter: ANANTAfundacion
  • flickr Ananta

¿Quién está en línea?

Tenemos 102 invitados conectado(s)

causas solidarias

bannerweb premios solidarios ok

banner mantras 2019

banner mindalia

fundacionnoticia



 
Fundación Ananta - Eibar 6, 28023 Madrid - NIF: G-84155076
 
 
Joomla extensions by Siteground Hosting

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies Ver Política de Cookies.

Acepto la politica de Cookies de este sitio.
EU Cookie Directive plugin by www.channeldigital.co.uk