Fundación Ananta

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home Escritos
Escritos por un mundo mejor

Pensamientos de agosto: amad

"Amar y ser amados, dar amor y recibirlo, eso es lo que más necesitan los humanos. Y la verdad es que tienen aún más necesidad de amar que de ser amados. Sí, amar, porque es su amor el que los vivifica, el que los inspira. Amar es la mayor fuente de bendiciones. Por eso, nunca impidáis amar a vuestro corazón. Amad a toda la creación, a todas las criaturas, buscando siempre la mejor expresión que podáis dar a vuestro amor.

Pero el sentir amor por todas las criaturas no debe sin embargo dispensaros de ser prudentes. Si exponéis demasiado este amor, corréis el riesgo de que abusen de vosotros. Así pues, ahí la sabiduría debe venir también a decir su palabra. Ella os enseñará cómo ser reservados sin que ello suponga ahogar vuestro amor. Es mejor, a menudo, mantener este amor secreto para que pueda hacer su trabajo benéfico sobre vosotros y sobre los seres”.

Omraam Mikhäel Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos. Editorial Prosveta. Imagen: pintura de Nichlas Roericg, “Tidings of the eagle” (1927)

 

Pensamientos de agosto: mancha de aceite

“Una familia influirá a otra, y luego a otra más,

y luego a diez, cien, mil y toda la sociedad se llevará mejor”.

XIV Dalai Lama (en “Ofrendas--365 pensamientos de maestros budistas ” de Daniela y Olivier Föllmi, Lunwerg Editores, 2003). Imagen: Guía de montaña en expedición al Baltoro (Pakistán), verano 2006 (Jonás Cruces)

 

Del desasosiego a la serenidad (Ramiro Calle)

No hay persona que no conozca el  desasosiego y asimismo la vivencia de la angustia. El desasosiego es una sensación de agitación, incertidumbre, impaciencia, temor difuso, ansiedad o zozobra. Toda persona experimenta desasosiego cuando algo no acontece como esperaba, cuándo hay un estímulo que se interpreta como amenazante o cuando hay que atajar una situación dificil o soportar una circunstancia desfavorable; pero además el desasosiego asalta muchas veces a la persona sin causa aparente, simplemente porque se desencadena en élla de repente o incluso en los momentos o situaciones más inesperados. ¿Por qué? Puede haber en tales instantes causas químicas incluso, pero más generalmente se debe a que la persona no está totalmente armonizada y de repente surge esa sensación desagradable. Como la fiebre es al cuerpo, la ansiedad es al alma. Una y otra son síntomas y nos avisan de que algo no opera adecuadamente, sea en el cuerpo o en la mente. A veces las causas se pueden descubrir, pero otras se nos escapan. Pero de lo que no hay duda es que el desasosiego nace unas veces de nuestro núcleo interior de caos y confusión, y otras como una reacción asociada al temor, la inseguridad, el sentimiento de frustración o fracaso, la incertidumbre o a otros innumerables factores tanto externos como internos. Lo que es cierto es que el desasosiego se manifiesta más en la persona menos madura e integrada psiquicamente, más inestable y menos segura de sus propios recursos internos. A veces se presenta como ansiedad y admite muy diversos grados de intensidad, desde una leve inquietud a una incontrolada angustia.  

 

Pensamientos de agosto: nuestra preciosa existencia humana

Ante todo hay que meditar sobre

nuestra “preciosa existencia humana libre y cualificada”

difícil de obtener y fácilmente destruida.

Ahora voy a darle un sentido.

Kalou Rinpoché (1904-1989) (en “Ofrendas--365 pensamientos de maestros budistas ” de Daniela y Olivier Föllmi, Lunwerg Editores, 2003)

 

Pensamientos de agosto: la bondad

La verdadera esencia del ser humano es la bondad.

Existen otras cualidades provenientes de la educación y la sabiduría,

pero, si uno quiere convertirse en un verdadero ser humano

y dar un sentido a su existencia, es esencial tener un buen corazón.

XIV Dalai Lama (en “Ofrendas--365 pensamientos de maestros budistas ” de Daniela y Olivier Föllmi, Lunwerg Editores, 2003)

 

Reencarnación y karma en las enseñanzas de Jesús

Nos parece importante hablar de la ley del renacimiento (reencarnación) y de la ley del karma (causa-efecto).

Adjuntamos un capítulo del Evangelio Acuario de Jesús el Cristo en el que Jesús, a partir del sutra 43, habla sobra la ley de la causa y efecto y establece la relación entre ambos en un espacio temporal que abarca muchas vidas.

Este “Evangelio Acuario de Jesús el Cristo”, escrito por Downing Levi a principios del siglo XX, es uno de los considerados apócrifos. En Wikipedia hay buena información al respecto.

Circulan varias ediciones en castellano. En particular la de la Editorial Abraxas (descatalogada) nos parece muy precisa en relación con el original en inglés. No hemos podido encontrarla en pdf para transcribirla aquí.

Pero ésta que adjuntamos y que puede descargarse en internet es, pensamos, suficientemente clara, a los efectos de ilustrar el pensamiento de Jesús en este punto tan importante. Dice así el capítulo 114 (las negritas son nuestras):

 

"Se intrépido y puro", nos dice el Bhagavad Gita

Se intrépido y puro; nunca vaciles en tu determinación hacia la vida espiritual. Da libremente. Domínate a ti mismo, se sincero, verdadero, amoroso y lleno del deseo de servir. Cumple la verdad de las escrituras; aprende a ser desapegado y a ser feliz en la renuncia. No caigas en la irritación ni hagas daño a ninguna criatura viviente, se compasivo y amable; muestra buena voluntad a todos. Cultiva vigor, paciencia, voluntad, pureza, evita la malicia y el orgullo. Entonces, Arjuna, alcanzarás tu destino divino.

Bhagavad Gita, Sutra XVI:1-3, versión de Arkana Books (Eknath Easwaran)

 

El sendero de la Bienaventuranza

Os enviamos este mensaje:
Que las piedras digan la verdad,
Que las plantas y los árboles proclamen el gozo de la creación,
Pero la acción es para la humanidad.

Porque en la acción está enterrado el fruto del esfuerzo humano.
Las aves no recuerdan sus actos ni los actos de otros;
Por ello, regresan a sus viejos nidos.
De modo, que olvide el hombre sus errores, y que se esfuerce
        en el sendero del Gran Silencio y Bienaventuranza.
El Gran Silencio es como el rugido de un océano
        y la quietud de una casa vacía.

 

Solidaridad sí, responsabilidad también (Koldo Aldai)

Los negociadores están alcanzando el acuerdo y no podemos por menos que alegrarnos. Está llegando el punto de equilibrio entre solidaridad y responsabilidad y ello nos satisface. Se impone la cordura, el medio equidistante en el controvertido tema de la crisis griega. La Unión Europea comienza a superar uno de sus momentos más difíciles. Ya no peligra la permanencia en su seno del país que dio vida a la primera democracia planetaria. Fue allá en la antigüedad,  cuando la inmensa mayoría de la humanidad estaba aún sumergida  en la barbarie…

La UE ha protegido ese pueblo, ese legado. No lanzó dardo alguno al talón del héroe de la guerra de Troya, que bien podría simbolizar esta nación madre de nuestra civilización. Todo apunta a que el mítico guerrero griego cojeaba ya antes de entrar en esa larga batalla diplomática. ¿De dónde le vino la flecha a Aquiles? Entonces y ahora nuestra mirada habrá de estar siempre puesta en quienes se encuentran en situación más delicada, pero a la vez será preciso discernir el origen del padecimiento, será necesario remontar el mundo de las causas que lo originaron. Prima siempre la solidaridad, principio universal incuestionable; será preciso ejercerla, siempre que la necesidad salga al paso, pero a la vez evitar caer también en los fáciles brazos del victimismo.

 

Más allá de la etiqueta (Koldo Aldai)

Hoy buscaré tu verdadero nombre, no el que te colgaron en la noche oscura; no el apodo de fuego, sino de brasas junto al silencio. No eres doctrina muerta, eres mediodía, esperanza viva. No eres nombre de batalla, no sumes un nuevo "ista". Tú eres más que vasquista, feminista, comunista o malabarista… Más elocuente que unas sigla es tu sonrisa callada, tu mirada tierna. No me interesa tanto si eres socialista o de “Podemos” si constitucionalista o nacionalista, monárquico o republicano…, sino si sales a la ventana cuando la luna posa entera, si saludas a los árboles cuando penetras sus bosques, si te enamora la vida cuando hollas su hojarasca.

 

El fuego renueva toda la naturaleza (solsticio de verano)

Convergencia planetaria con motivo del solsticio de verano (hemisferio Norte) del 2015. Cada quien al atardecer del 21 de Junio en su lugar, ya de forma individual, ya compartida.

La fiesta del fuego presidirá una vez más, dentro de unos días, el solsticio de verano. El calor, uno de los atributos del fuego, ha madurado la fría simiente enterrada en el oscuro y largo invierno. Los frutos, cualesquiera que sean, pronto serán visibles. El sol, la gran luminaria, el Padre Sol, el sagrado Inti de los Incas, se ha elevado por el horizonte celeste hasta su máxima altura de declinación alertando y recordándonos la inaplazable tarea de la elevación de nuestra conciencia. El sol nos anima a elevarnos sobre el oscuro invierno del miedo, la duda, la pereza, la vanagloria, la incredulidad internos…

 

Serenas mareas, no oleajes (Koldo Aldai)

Quienes hemos nacido junto al Cantábrico sabemos de la bonanza de las mareas que regalan a las costas serena y puntualmente toda su paz,  la compañía de su brisa, amén de los preciados frutos de la mar.  Poco que ver con los oleajes que con sus golpes sorpresivos clausuran nuestros paseos, que con sus arremetidas repentinas se  llevan los barandados de nuestros silencios y contemplaciones. La marea suave, casi callada, nos obsequia sus conchas y estrellas, sus algas y moluscos, sus lecciones inolvidables cargadas de sutil sabiduría y salitre.

 

Informe Anual 2014 Fundación Ananta

Queridos amigos de Ananta,

Nos es muy grato informar que el Informe Anual 2014 de Fundación Ananta puede descargarse en el siguiente enlace:

http://www.fundacionananta.org/Informe%20Anual%202014.pdf

La auditoría externa de la Memoria y CCAA estará disponible en las próximas semanas y también será descargable en la sección "Documentos descargables" en la parte derecha de nuestra web.

Queremos agradecer el mucho y generoso apoyo que venimos recibiendo de tantas y buenas personas.

Con el afecto de siempre.

 

La cultura del diálogo (Antonio Garrigues en ABC)

El próximo domingo, todos los partidos políticos –aun los que hayan perdido de forma absoluta- habrán ganado en alguna forma o desde alguna perspectiva unas elecciones municipales y autonómicas que podrían llegar a condicionar substancialmente la acción política de estas instituciones. Existe el lógico temor de que el “espectáculo” andaluz pueda multiplicarse de forma alarmante y colocar al país en situación de inquietud y desconcierto con una administración y un gobierno paralizados.

La irrupción en la escena de nuevos partidos y la reacción atemorizada de los partidos clásicos han polarizado al máximo el debate público y se ha creado un ambiente muy poco propicio a entendimientos razonables. Merece la pena conceder una especial atención a este tema porque vamos a vivir un año de concentración de elecciones que solo un país con la admirable resiliencia de España puede aguantar a pie firme, aun en una época en la que la crisis sigue teniendo efectos negativos profundos, a pesar de que existen sólidas expectativas favorables a medio plazo.

 

"Aguas tranquilas", delicado e inspirador film

Santi Quiroga ha escrito estas líneas sobre la delicada y recomendable película “Aguas tranquilas”, que compartimos con agradecimiento.

 

El gozo de compartir (Koldo Aldai)

La Madre Naturaleza no conjuga el verbo retener, no sabe del absurdo de acumular. Con el estancamiento de la energía, de la sangre, de la riqueza… sobreviene la muerte. La vida es un perenne fluir, un movimiento sin fin. La Naturaleza nos invita igualmente a sumarnos a ese constante compartir. He aquí la insustituible lección de la Primavera. Salgamos a pasear estos días los campos y las huertas y constatemos la irrefrenable vocación de la Naturaleza de dar y regalar sin tregua.

La riqueza y la abundancia es una exhortación de la naturaleza al compartir. Con la acumulación se inaugura el deterioro de nuestras relaciones humanas, de nuestra relación con la Madre Naturaleza. El hórreo de duro granito guarda el grano justo para poder atravesar sin privaciones el invierno. Recogemos las ramas suficientes que nos regala el bosque para sacar el frío de nuestras estancias. No procede arrancar la motosierra más de lo debido. La nieve amontonada apenas permanece en la cima de nuestras montañas. La naturaleza no sabe de acumular. Los ríos corrían antes sin barreras hacia la mar. El festín de los frutales que no aprovecha el humano, se lo reparten los pájaros e insectos. En realidad no tendríamos sino que dar continuidad a ese flujo constante de los frutos y dones de la naturaleza.

 


Página 3 de 55
  • Facebook: fundacionananta
  • YouTube:
  • Twitter: ANANTAfundacion
  • flickr Ananta

¿Quién está en línea?

Tenemos 88 invitados conectado(s)

causas solidarias

bannerweb premios solidarios ok

banner mantras 2019

banner mindalia

fundacionnoticia



 
Fundación Ananta - Eibar 6, 28023 Madrid - NIF: G-84155076
 
 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies Ver Política de Cookies.

Acepto la politica de Cookies de este sitio.
EU Cookie Directive plugin by www.channeldigital.co.uk