Fundación Ananta

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home Escritos
Escritos por un mundo mejor

Nuestro Yo superior posee las virtudes del Sol (Aïvanhov)

"Dar como el sol, amar como el sol... éste es el ideal que debemos esforzarnos por llegar a realizar un día. Cada vez que la conducta de los humanos nos inspira impaciencia, irritación, desánimo, tenemos una solución para poder superarlos: volvernos hacia el sol que, allí arriba, sigue brillando incansablemente, imperturbablemente. Diréis: «Pero al sol le resulta fácil seguir imperturbable: está tan lejos que nada le alcanza.» Sí, pero en nosotros también hay algo que siempre está fuera de alcance: nuestro Yo superior, porque nuestro Yo superior está en el sol. Mirando hacia el sol llegaremos un día a unirnos a nuestro Yo superior y a vivir como él en una paz que nada puede turbar.

Nuestro Yo superior habita en el sol en dónde participa en el trabajo divino. Cuando sepamos armonizar las vibraciones de nuestro yo terrestre con las de nuestro Yo celestial, descubriremos que el Creador ha depositado en nosotros tesoros de generosidad y de amor."

Omraam Mikhäel Aïvanhov !1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta
 

Solstico de invierno: siempre un establo seco para renacer de nuevo

“Siempre un establo seco para renacer de nuevo”

Invitación a la meditación planetaria con motivo del Solsticio del invierno (Hemisferio Norte). Atardecer del 22 de diciembre cada quien en su lugar y marco.

Habrá que avivar el fuego, si queremos que el calor alcance todas las estancias, habrá que fortalecer nuestro sincero amor si queremos que éste se haga con nuestra mente, sentimientos y actos. Habrá  que  calzar  altas  botas  para  penetrar  en este paisaje  nevado, para  adentrarnos entre las brumas de este  presente tan difícil  como  privilegiado.

 

Querernos más (Koldo Aldai)

“Todos juntos vamos a sacar este país cada vez más adelante, con más libertad, más justicia  social, más derecho, más solidaridad…, más querernos todos un poco más…” Cada  vez  entra más luz por esa  ancha ventana  que mira  hacia America Latina; cada  vez  tenemos más  cosas que  aprender  del continente  hermano. Pese a las sorpresas en algunas cunetas, pese a ese caduco luto que reclama su insistente cuota de foco, el día a día viste allí  un verde esperanza. Mientras aquí los jóvenes de diferentes  aficiones  se mataban a palos, el nuevo presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, se  dirigía a la nación invitando a “quererse un poco  más”.  El  anterior mandatario, José Mújica,  también del  Frente Amplio,  ya  venía de dejarse la piel en el amor a la nación y  al mundo con ese  alarde de humildad y encomiable austeridad.

 

Camelleros del infinito (Koldo Aldai)

Despeja de tu memoria todo lo vano, lo inservible, lo caduco y entroniza en ella  los 114 “azoras”  y todos sus “aleyas”. No incluyas nada más. Memoriza los versos que en aquel lejano desierto hace más de quinientos años susurró el Arcángel a Muhammad. Olvida todo lo demás. Si  viajas  a  Kenia por  favor  no te trabes, no tartamudees, no vaciles; por  favor no te falle la memoria. De lo contrario quizás una bala no perdone tu olvido. Te puede ocurrir lo que les  pasó la semana  pasada a ventiocho desmemoriados. Iban camino de la localidad de Mandera y les detuvo un escuadrón perteneciente a la guerrilla Al Shabaab, grupo vinculado a Al Qaeda. Obligaron a todos los pasajeros a bajar y recitar los versos del Corán. De entre ellos, ventiocho enmudecieron. No los conocían o el terror vacío al instante sus recuerdos. Fueron muertos al momento.

 

 

Aquel fiel amigo (Koldo Aldai)

Me  faltan  kilómetros en la orilla jugando y corriendo detrás de un perro que salta las olas y mueve alegre su cola. Me  faltan cumbres coronadas con su jadeante e inestimable compañía. Nunca  tuve un perro, quiero decir nunca tuve esa compañía fiel. En realidad no les poseemos, tenemos la suerte de que decidan  un día correr por nuestras playas o prados y tumbarse silentes a nuestra vera.  Ante nuestro reclamo insistente, con todo su infinito  cariño, de pequeños mi madre nos decía  a los siete hermanos que ya había bastante animal en el hogar. Ya de mayor, la vida itinerante no te permite poner la ansiada  caseta junto al portal.

Yo creo que se  acerca  sin embargo el día en que podré disfrutar de su compañía sin par. Perros sin cadenas necesita nuestro mundo. No tomamos conciencia de la deuda que generamos encadenando por todas partes a tantos animales. Las cadenas que colocamos son las cadenas a las que igualmente nos atamos. No tomamos conciencia de la deuda inmensa que contraemos con estos hermanos nuestros, tratándolos de esa forma.

 

Abrazar la orfandad (Koldo Aldai)

De la cocina viene el canto del Avalokiteśvara. Suena  todos los días a la  misma  hora, cuando  ella llega del trabajo y se pone a cortar las verduras. Es su ofrenda por la  salud de Thay. Yo lo escucho también a lo lejos, desde mi mesa de trabajo. Entre tecla y tecla  pido  igualmente por ese  anciano monje  vietnamita que reposa enfermo en un  hospital de  Burdeos y que tanto, tanto nos ha  dado, nos  sigue dando.

Parece que este  otoño quisiera  concitar todas las orfandades y por lo tanto todas las iniciaciones. Nos toca anunciar primavera en medio de las hojas caídas. Parece que este noviembre  estuviera  dispuesto a  sacar de nuestro interior toda la fuerza y el poder, bien otorgado a otros, bien acallado.  La orfandad marca el fin a tanto tomar y cobrar.  Es el relevo, es cuando ya no debes  esperar  que nadie te  dé, es cuando suena la hora en que tú has de comenzar a darlo todo. La orfandad es cuando ya no hay tutorías, cuando se abren todas las puertas, cuando los campos te pertenecen en toda su anchura y te asalta ese imprescindible terror a la libertad  que tanto   has  clamado y vociferado.

 

¡Gracias, Presidente! (Koldo Aldai)

No todo era igual. No era lo mismo un color político que otro, no era lo mismo demócrata que republicano, Bush que Obama. Lo hemos dicho hasta la saciedad. Han sido muchos los artículos en defensa del primer presidente de color de los EEUU, muchas las réplicas, las contestaciones… Hemos dicho y diremos que el avance humano es evolutivo, que no se pueden dar saltos en el vacío, no se puede imprimir un ritmo de reformas que la mayor parte de la población aún no está en condiciones de asumir.

La noticia que abre hoy los periódicos nos anima a creer que quizás no estábamos del todo equivocados. Hoy hay cinco millones de emigrantes sin nudo en el estómago, ni amarga lágrima en sus mejillas, cinco millones de "sin papeles" que no están reuniendo sus enseres y haciendo las maletas, que no se están despidiendo de sus familiares y amigos; cinco millones de hermanos, la inmensa mayoría latinos, que seguramente no tendrán que volver a su geografía de precariedad y que podrán intentar un futuro más próspero y con mayores posibilidades, gracias al empeño de Obama y lo suyos.

Aún con las cámaras sin mayoría, el presidente ha dado un mazazo en la mesa y ha dicho que ellos se quedan. Hoy hay cinco millones de personas, cinco millones de razones para afirmar que la era Obama no fue baldía. Asumimos de buen grado las críticas que hemos recibido y seguiremos recibiendo por este apoyo. El mandatario por encima de todo ha de estar impregnado, no tanto de cálculo político y estrategia, sino de humanidad y de generosidad. Nosotros decimos: "Gracias presidente, gracias por la acogida, por no meter en miles de aviones a millones de personas de vuelta al sur. Gracias por su valentía y la de buena parte de su pueblo." La historia sabrá colocar a cada quien en su lugar debido.

Koldo Aldai, 21 noviembre 2014

* En la imagen una mujer escucha el mensaje del presidente Obama sobre las medidas migratorias mientras toma la mano de sus dos hijos en Los Ángeles, California. Fuente "El País"

 

Encuentro Sivananda, 23-24 noviembre 2014

Queridos amigos de Ananta,

Compartimos la sigiuiente convocatoria:

QUEDAN POCOS DÍAS PARA EL FESTIVAL DE YOGA EN EL CENTRO DE YOGA SIVANANDA MADRID.

El 22 y 23 de noviembre tenemos preparado un magnífico Festival de Yoga en el Centro de Yoga Sivananda Madrid con la presencia de Swami Sivadasananda, Gopala y profesores del Centro. 

Además, el sábado 22 de noviembre a las 19:00hs contaremos con la presencia de Fernando Díez, filósofo, músico, orientalista y concertista de sitar, que nos dará un concierto con el sitar y una conferencia para la paz, y el domingo 23 de noviembre con el Dr Jorge Carvajal, médico fundador de la sintergética y escritor que nos dará una conferencia sobre: "Supérate a ti mismo". Bienvenidos!

Más información: http://www.sivananda.org/madrid/festival.htm

Om Shanti

Centro de Yoga Sivananda Madrid 
Eraso, 4 Madrid. Metro Diego de León
Tel: 91 361 51 50

Con el afecto de siempre.

 

Unidos pensando amorosamente en Thay

Queridos amigos de Ananta:   

Hemos recibido este mensaje de las sanghas de Thay a propósito del deterioro en su salud. Nos unimos a todas ellas en amoroso pensamiento por Thay.

------------------------------------------------

"Allá donde alguien sonría y practique la meditación caminando, allá estaré" - Thay

Thay nos propone que le dediquemos una sonrisa, si queremos estar cerca de él.

Thay nos invita que practiquemos la meditación caminando, si queremos ir junto a él.

Hoy nuestro sentimiento de hermandad nos une más que nunca.

La salud de Thay está frágil. Aunque a él le gusta decir que se trata de problemas superficiales.

 

Gorbachov: "no permitamos un nuevo muro"

Nos parece que el mensaje de Gorbachov es hoy más importante que nunca. La Unión Europea debe tender puentes con Rusia. Cuando cayó el muro de Berlín y luego la URSS, Rusia desmanteló el Pacto de Varsovia. Occidente, en cambio, ha propiciado tres oleadas de expansión de la OTAN, en contra de las legítimas peticiones rusas de trascender la Guerra Fría para buscar puntos de encuentro. He aquí el origen del problema, exacerbado con la promesa de incorporar Ucrania a la OTAN. La responsabilidad de la actual situación, más que de Rusia, es de la OTAN y del liderazgo geoestratégico, de muy cortas miras, de Estados Unidos, y de la incapacidad por el momento de la Unión Europea para liderar su propia política de relaciones internacionales. Adjuntamos el enlace a lo que dice Gorbachov.

http://www.elmundo.es/internacional/2014/11/10/54612b3f268e3e45088b456f.html

 

¿Fin de la alternancia? (Koldo Aldai)

En los EEUU los republicanos se acaban de hacer con la Cámara de representantes y el Senado. América comienza a olvidar a Obama y nosotros escribimos nuevas letras de apoyo. América no daba ya para más y el presidente apuró todo su margen de maniobra. Todo apunta a que Obama es de esa clase de políticos que hubiera querido ir más lejos de lo que el común de la conciencia de la ciudadanía le permitía. Seguramente se sentía limitado y debía sujetar sus propios y más ambiciosos sueños. Ojalá  Hilary  Clinton pueda  en el  2016  con el empuje  republicano que se refuerza día a día. Si entonces los conservadores retoman el gobierno federal,  comenzaremos a recordar al primer presidente de color con nostalgia, olvidando cuando lo defenestrábamos.

 

Nuevos comentarios al libro “El Testamento de las Tres Marías” (Koldo Aldai)

“Volveremos a ese fuego…”
Nuevos comentarios al libro “El Testamento de las Tres Marías”*
 
Hay libros que se subrayan enteros, en los que el lápiz deja su huella de vívido e insistente color en cada una de sus páginas. Subrayar una y otra vez para rogarle al alma que no olvide la lección a menudo tan cercana como escondida entre los párrafos; subrayar para no dejar pasar nada inadvertido, para lograr un día encarnar hasta la última de las letras.  

Hay libros que hablan tan adentro, tan oportuno, tan a propósito que desearíamos llevarlos siempre con nosotros/as, cual recetario en las siempre bien preparadas encrucijadas de la vida. Jesús nos vuelve en el “Testamento de las Tres Marías” de Daniel Meurois Givaudan, con una palabra tan directa, tan plenamente actualizada que quisiéramos no nos dejara nunca. El problema se torna  cuando se acaban las páginas, cuando se cierra el volumen y reparas en que no es un libro lo que has leído o devorado, sino una invitación, una instancia para el alma. El problema se torna cuando ya no eres el mismo y no te puedes parapetar en las mismas excusas de siempre para eludir lo que, ahora más que nunca, somos llamados a Ser. Lo difícil será encontrar la fuerza para levantarse de ese fuego que han encendido Salomé, Jacobea y María de Magdala en esa  playa que es ya un poco de todos. Lo difícil será encender más y más fuegos de fraterno amor en otras playas, en otros montes, en otras geografías…, con la Fuerza de Su Recuerdo siempre vivo en nuestros corazones.

 

La fe como vacuna (Koldo Aldai)

La superación del miedo separa al hombre nuevo del antiguo. Trascender el temor a la enfermedad y a la llamada muerte, inaugura una nueva etapa en la evolución humana. Nuestro verdadero adversario es nuestro propio y paralizante miedo, no el último virus que se propaga con más o menos terquedad. Ocurrió el pasado sábado. Un joven nigeriano venía de Estambul y llevaba unas bolas de cocaína en el estómago. Una de ellas quiso abrirse en el trayecto. Cuando llegó a Barajas se desplomó. Nadie le atendió por miedo a que tuviera el ébola. Estuvo tendido en el suelo de la T1 durante cinquenta minutos tras la caída. Murió en la camilla que le trasladaba finalmente al hospital.

Ganado por el miedo, el humano puede olvidar al hermano y dejarlo desangrar a su vera. La humanidad está perdida en los brazos del miedo. Bajo su control no somos nada, bajo su gobierno podemos llegar a perder hasta nuestra dignidad. Contra la pandemia del miedo no bastan los trajes de astronautas de usar y tirar, los miles y miles de guantes de latex que cada día fabricamos. Contra el terror instalado en las entrañas del ser humano sin valores superiores a los que asirse, sin destino trascendente en el que proyectarse, quizás sea necesario probar la vacuna de la fe. La imagen de ese hombre de color desangrándose en el frío mármol del aeropuerto, sin que nadie le socorriera, representa una triste instantánea de nuestros días, una lacerante imagen de lo que constituye, en una importante medida, nuestra civilización materialista.

 

Hojas de otoño (Koldo Aldai)

Hojas amarillas llaman ya a la puerta de mi casa. Barro la entrada de la hojarasca que ayer me diera sombra y hoy es juego de la brisa, entretenimiento de los niños. El frío va dorando el paisaje. A un lado de la pantalla, verdes ocres, verdes amarillos golpean mi ventana. Asalta a la vista la magia del otoño.

Un aire más fresco peina los campos sin espigas. Descansa el labrantío tras haber ofrendado todo su grano. El viento regala a los suelos el dulce jarabe de la higuera. La vecina me advierte, bolsa en mano, que me trae los últimos y sabrosos tomates.

 

Nueva causa solidaria de Fundación Ananta: colegios en Quang Tri, Vietnam

Queridos amigos de Ananta,

Nos alegra comunicar que Fundación Ananta apoya una cuarta causa solidaria. Se trata de seis colegios rurales que acogen a cerca de 500 niños menores de cinco años. Estos colegios fueron fundados por asistentes sociales de las sanghas de Thich Nhat Hanh en Vietnam, y se financian por el sistema de educación estatal de Vietnam, complementados con fondos aportados por sanghas de Vietnam y otros países, y de donantes privados, entre ellos Fundación Ananta.

¡Con el afecto de siempre!

 

Renacer de los errores y terrores (Koldo Aldai)

El cine nos acerca de una forma bien cómoda la historia, pero a veces se nos sirve  ésta  sin haberse terminado de enfriar. La confortable butaca no nos libere del imprescindible ejercicio de sacar el mayor partido en forma de conclusiones para el mañana. Si la historia es reciente podamos sentarnos ante ella lo más liberados de emociones. ¿Es  llegada la hora de revisar capítulos tan oscuros y aún sensibles como el de “la guerra sucia contra el terrorismo”? Itxaorrondo era lo más temido en nuestros tiempos mozos. El gran cuartel de la guardia civil de Donosti en los “años de plomo” era el infierno que nadie quería pisar. Algunos pasaron y no salieron vivos. Se estrena ahora la película “Lasa y Zabala”, la historia de los dos jóvenes tolosarras que entraron allí y después apenas lo pudieron contar. Cada día estamos llamados a renacer de nuestros errores y terrores. Cada día hemos de emerger y liberarnos de lo que otrora más temimos y maldecimos.

 

 


Página 5 de 55
  • Facebook: fundacionananta
  • YouTube:
  • Twitter: ANANTAfundacion
  • flickr Ananta

¿Quién está en línea?

Tenemos 143 invitados conectado(s)

causas solidarias

bannerweb premios solidarios ok

banner mantras 2019

banner mindalia

fundacionnoticia



 
Fundación Ananta - Eibar 6, 28023 Madrid - NIF: G-84155076
 
 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies Ver Política de Cookies.

Acepto la politica de Cookies de este sitio.
EU Cookie Directive plugin by www.channeldigital.co.uk